Alquilaban cuartos para drogarse

00:00 587 hits

Alquilaban cuartos para drogarse

Ratio:  / 0
MaloBueno 

29Mayra Ch.,  fue privada de su libertad luego de que en su vivienda se encontraran sustancias alucinógenas. Personal de la Jefatura Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, ingresó al inmueble ubicado en el sector de Alpachaca y encontró a la sospechosa y la evidencia.  

 

Sucedió en la intersección de las calles Machala y Tena en circunstancias en las que según César Escobar mayor de Policía al mando de la Jefatura Provincial Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, un total de 30 uniformados de la Unidad de Mantenimiento del Orden, UMO, y  el Grupo Especial Móvil Antinarcóticos, GEMA,  y del Centro Regional de Adiestramiento Canino, CRAC, ingresaron al inmueble.
Quejas de la colectividad sobre personas sospechosas en la propiedad motivaron la investigación de los uniformados quienes decidieron desarrollar el operativo en el lugar.
Los efectivos ingresaron de manera sorpresiva. Personas que se encontraban en estado de embriaguez y bajo efectos de otras sustancias estaban en la parte externa del inmueble.
Una vez dentro, los policías se percataron que en lugar habitaban, en su mayoría, mujeres en estado de gestación y rodeadas de niños en brazos y más menores de edad.
Los infantes se encontraban rodeados de personas que consumen drogas y licor.
“El personal policial inició la búsqueda de los estupefacientes en cada una de las estancias de la vivienda, percatándonos que habían habitaciones que se alquilaban para que quienes adquirían la droga, puedan consumirla en la mismo recinto”, dijo el oficial.
En el piso de cemento de pequeños cuartos, yacían viejas y malolientes colchonetas debajo de las que se hallaron restos de sustancias alucinógenas, pipas y residuos de cigarrillos que fueron usados para el consumo de estupefacientes.
Un cuaderno con las hojas desprendidas también fue encontrado, con el que la Policía presume se preparaban los pequeños paquetes para el expendio de la base de cocaína.  
El registro continuó en el inmueble encontrando en una de las habitaciones del lugar, una cartera rosada, que en su interior contenía sobres de papel que envolvían una sustancia blanquecina determinada como base de cocaína.
Un total de 19 gramos se incautó. “La droga estaba escondida entre los tablones de una cama que estaba en la habitación allanada.
La mujer a la que le pertenecía el dormitorio fue privada de su libertad por la tenencia de la sustancia ilegal”, manifestó Escobar.   

EXPENDIO Y CONSUMO
El oficial asegura que el sitio donde se desarrolló la diligencia, fue determinado como un punto de expendio y consumo de drogas. Vecinos del lugar felicitaron el accionar policial puesto que, personas que prefirieron reservar su identidad, manifestaron que en este domicilio se llevaba a cabo actividades ilícitas y que personas sospechosas se aglomeraban en el sector.
“Una vez que los consumidores compraban la sustancia se quedaban dentro del inmueble pagando por las habitaciones, que de alguna manera, estaban adecuadas para ello mientras que otros ciudadanos se ubicaban en la parte externa no solo dando una mala imagen sino que además, generando inseguridad.
Muchas de las personas que encontramos consumiendo droga en la casa son gente que registra antecedentes penales por delitos de robo, hurto, entre otros”, aseveró el jefe de la JPAI.
Mayra Ch., fue privada de su libertad. Personal policial la llevó hasta el Centro de Detención Provisional de Ibarra, CDP, y ayer fue judicializada.
La evidencia encontrada en el lugar fue fijada y levantada por personal de la Unidad de Apoyo de Criminalística, UCM. La droga fue ingresada bajo cadena de custodia a la bodega de la Jefatura Provincial de Antinarcóticos.
La evidencia fue llevanda ante el juez de turno, como muestra de la presunta infracción cometida.