Rectificación solicitada por José Luis Aroca Pabón

Ratio:  / 1
MaloBueno 

1Capt. JOSE LUIS AROCA PABON, en relación a las conversaciones mantenidas con Usted (es) y que son del conocimiento tanto de Usted (es) cuanto del compareciente; respetuosamente les manifiesto:

I.- ANTECEDENTES.-

1.- Conforme las conversaciones que hemos mantenido en relación a mi petición dirigida a Ustedes por las noticias en referencia, que además son del conocimiento de la ciudadanía de la ciudad de Ibarra, más específicamente a de los lectores del Diario; y, que tienen que ver con el hecho de que con fechas 5 y 7 de abril del presente año 2015, han sido reproducidas sendas informaciones -en la sección "Crónica"-, cuyos "texto y fotos", conforme se deja ver de esas noticias corresponde a la señora GRACIELA MOREJÓN ALBUJA, "cronista" de este Diario. Por lo cual y por los contactos que hemos tenido, me dirijo a Usted a efecto de poder solventar de la manera más equitativa posible la situación que ya es de su conocimiento.

2.- Por lo anterior, me voy a permitir, nuevamente, hacer mención de los hechos, para que Usted sepa comprender mejor mi posición:

i) En cuanto a las "informaciones", publicadas por el Diario, (éstas) al ser "contrastadas" con la sentencia emitida con fecha 28 de abril de 2015 a las 14h30, por parte de la Sala Multicompetente de la Corte Provincial de Imbabura -la cual se halla en firme por Autoridad de la Ley-; e, incluso con la sentencia pronunciada por la Unidad Judicial Penal de Ibarra, de fecha 14 de abril de abril de 2015 a las 16h49; de las cuales se deja en claro que la noticia fue tergiversada de manera negligente, peor aún: deja ver que la noticia ha sido falsa, pues los hechos manifestados en la misma no corresponden en lo absoluto con los hechos que han sido YA JUSTIFICADOS DENTRO DE UN PROCEDIMIENTO JUDICIAL; ESTO ES EN UN PROCESO EN EL CUAL HA EXISTIDO EL DERECHO A EJERCER LA CONTRADICCIÓN, PRINCIPALMENTE, LO CUAL NUNCA FUE "CONTRASTADO", como era la obligación del Diario antes de emitir una noticia (ahora claro, la negligencia y tergiversación se deja ver cuando la cronista, siendo "testigo ocular" de los hechos afirma falsedades); situación, que como Usted podrá estimar, y como no puede de ser otra forma, me ha causado grave daño a mi integridad moral y al derecho al buen nombre que tiene cualquier ciudadano dentro de la sociedad ibarreña, por haberse generado una noticia por demás tendenciosa y parcializada.

ii) Evidentemente y para ilustrar mejor mi posición me voy a permitir puntualizar el sesgo contenido de la información falsa reproducida en las noticias del Diario El Norte:

ii.1.- "No quiso bajarse y agredió a un agente", dice el titular de la noticia de 5 de abril de 2015, página 38, en caracteres de más de 40 puntos y en negrillas. Se manifiesta en el primer inciso que yo (omitieron apellidos), en mi condición de Capitán de las Fuerzas Armadas, fui privado de mi libertad "luego de agredir al Agente civil de Tránsito Andrés Loza"; continúa en el mismo párrafo, sosteniendo y afirmando, siempre, que (refiriéndose a mí): "arremetió violentamente contra el uniformado municipal cuando este le solicitó abandonar el vehículo".

Debo observar en este acápite, señor Director, que "su" cronista tomó las fotos cuando yo estaba aún dentro de mi vehículo... de ahí que solo el sentido común exige preguntarse: que si estuvo presente "antes" de que yo salga del auto (reitero: existe la foto que salió en la misma noticia)... ¿cómo pudo ser posible que no haya "tomado" fotos de la agresión que sostiene y afirma que yo ejercí en contra del agente de tránsito Loza?. Peor aún, luego reitera: "un equipo del Diario El Norte se encontraba realizando la cobertura"; es decir, estuvo presente y fue testigo de lo que ocurrió..., lo cual (por ventaja para mí) fue también grabado por las cámaras de los agentes que fueron expuestas para el conocimiento de los jueces en el proceso judicial...

ii.2.- Hago énfasis: esta persona, empleada del Diario El Norte fue testigo de lo "ocurrido"; empero, afirma lo que (para ella) sucedió: "... se negó al pedido bajándose del carro y agrediendo con varios golpes en la cara al agente. Entre insultos y varios epítetos agresivos José Luis intentaba darse a la fuga luego de la agresión... entre varios uniformados lograron neutralizar al descontrolado sujeto que no paraba de gritar e insultar... su inexplicable comportamiento agresivo hizo que sea detenido". Es decir por varias oportunidades (3), reitera en decir que yo agredí físicamente y he tenido comportamientos agresivos...

Ahora bien, lo anotado "contrastado" CON LAS PRUEBAS QUE SE ENCUENTRAN JUDICIALIZADAS; esto es, dentro de un proceso judicial en el cual se ventilaron los hechos materia de las presuntas agresiones y sobre el accidente de tránsito. AGRESIONES QUE LAS HUBIERON, SÍ: DE LAS QUE YO FUI OBJETO Y QUE CONSTAN EN LAS GRABACIONES VENTILADAS EN EL JUICIO... Y QUE TAMBIÉN LE CONSTAN A LA CRONISTA DE SU DIARIO, Y QUE SON DIAMETRALMENTE, NO SOLO ABSOLUTAMENTE CONTRARIAS A LAS AFIRMACIONES HECHAS EN LA NOTICIA REPRODUCIDA DOS VECES EN EL DIARIO EL NORTE; SINO QUE SON EL ANTECEDENTE POR EL CUAL -EN APELACIÓN- LA CORTE PROVINCIAL DE IMBABURA (CONFORMADA POR TRES MAGISTRADOS) PROCEDIÓ A CONFIRMAR MI INOCENCIA.

ii.3.- Por lo indicado cabe reflexionar: ¿qué tipo de interés protervo puede tener un periodista para tendenciosamente afirmar en una noticia hechos que nunca ocurrieron?... denigrando con ello a las personas y a las instituciones a las que nos pertenecemos.

ii.4.- En la declaración ante el Juzgado Contravencional el presuntamente "agredido" (como así lo afirmó su periodista, testigo ocular del hecho), agente Loza, manifestó claramente "no se le iba a procesar por agresión porque no hubo el golpe en sí...". Además, varios de los demás agentes que declararon, JAMÁS AFIRMARON QUE YO AGREDÍ A NADIE, solo lo hicieron referencialmente, únicamente la agente VARGAS manifestó que yo lancé un "golpe de puño cerrado". En la sentencia de la Corte Provincial se manifiesta claramente (pág. 34 del proceso): "[...] tomando en cuenta que del video, se observa a todas luces que quien es el agredido y vulnerado en sus derechos es el procesado, al menos durante el tiempo de duración de dicho video".

Por lo tanto y recordando la foto del Diario en la cual YO ESTABA EN EL PISO CONTRA EL BORDE DE LA CALZADA CON TRES AGENTES DE TRÁNSITO SOBRE MÍ (no debieron estar ´posando´ para la foto), LO QUE SÍ EXISTIÓ FUE UNA BRUTAL AGRESIÓN EN MI CONTRA POR PARTE DE DICHOS AGENTES DE TRÁNSITO A LOS CUALES INDUDABLEMENTE DEMANDARÉ. ¿Cómo es posible que la periodista, haya sido testigo de "unos" "hechos" de los cuales "hace noticia" y que luego contrastados con pruebas irrefutables -dentro de un juicio, no porque yo así los estimo-, especialmente por el video, se obtenga que los "hechos" no sucedieron así?. Absurdo e indignante también.

3.- Señor Director, afirmo todo lo anterior fundamentado, primero en el hecho de que jamás ocurrieron las agresiones físicas a las que ha hecho mención la cronista, así como tampoco tuve una conducta "descontrolada" o "agresiva"; esta situación, y abordo el segundo punto, tiene que ver con los hechos que fueron puestos en el conocimiento de las autoridades judiciales y que fueron justificados y que constan del texto de la sentencia anotada, y por lo cual fundamento razonadamente esta situación, a fin a ejercer, como no puede ser de otra forma, las reparaciones mínimas del caso.

2

II.- PETICIÓN DE RECTIFICACIÓN.-

Por lo anotado y cuál es mi derecho fundamentado en el Art. 66.7 de la Carta Constitucional, en concordancia con los Arts. 22 y 23 de la Ley Orgánica de Comunicación; con absoluta sindéresis y amparado en el derecho que me asiste a defender mi buen nombre; pues es de absoluto y elemental sentido común inclusive; INSISTO EN SOLICITAR sea "RECTIFICADA" dicha información (que de información no tiene nada y sí de afrenta a mi dignidad), misma que por todo lo relatado es tergiversada, maliciosa y falsa; del modo siguiente:

"En relación a las noticias reproducidas por este Diario con fechas 5 y 7 de abril del 2015, relativas a un accidente de tránsito en el cual estuvo involucrado el miembro de las Fuerzas Armadas, Capt. José Luis A.; por la información remitida a nuestra redacción de parte del interesado, inherente a la documentación pública contenida de la sentencia de fecha 28 de abril de 2015 a las 14h30, emitida por la "Sala Multicompetente de la Corte Provincial de Imbabura"; y, por cuanto así lo ha exigido, amparado en la Ley Orgánica de Comunicación, es obligación del Diario El Norte rectificar las noticias antes indicadas; de la siguiente forma: 1) En cuanto a que no ha existido ningún tipo de agresión ejercida por parte del señor Capt. José Luis A., quien se identificó como miembro de las Fuerzas Armadas en dicho momento del accidente, en contra de los agentes de tránsito que tomaron procedimiento en el caso. 2) Por el contrario, y conforme consta del texto de la sentencia, "[...] tomando en cuenta que del video, se observa a todas luces que quien es el agredido y vulnerado en sus derechos es el procesado", se observa que ha sido el oficial de las Fuerzas Armadas quien fue objeto de agresión después de identificarse como militar, como así se puede evidenciar en las fotos en que es sometido por los miembros de la Agencia de Tránsito, que tomaron procedimiento en dicho accidente. 3) Dentro del procedimiento contravencional por presunta falta a la autoridad que fuera apelado por el oficial del Ejército, en dicha sentencia se resolvió declarar "confirmado" "su estado de inocencia" en relación a las presuntas agresiones contra los agentes de tránsito. 4) Así también, se ha confirmado dentro de ese proceso judicial que existen certificados médicos que el militar fue agredido físicamente en el transcurso de ese día sábado 4 de abril de 2015. 5) Públicamente hacemos extensiva nuestra disculpa al señor oficial José Luis A., y a las propias Fuerzas Armadas, pues es evidente que los hechos relatados en las noticias de 5 y 7 de abril de 2015, en relación a los hechos, no corresponden a lo ventilado en el procedimiento judicial, en el cual dicho oficial de las Fuerzas Armadas, fue declarado inocente de agresiones a los agentes de tránsito. Todo lo cual ponemos en conocimiento de la ciudadanía". (Con las mismas fotos).

3

RESOLUCIÓN.
"Por lo expuesto, y sin que sea necesario otras consideraciones, este Tribunal de las Sala Multicompetente de la Corte Provincial de Justicia de Imbabura, ADMINISTRANDO JUSTICIA, EN NOMBRE DEL PUEBLO SOBERANO DEL ECUADOR Y POR AUTORIDAD DE LA CONSTITUCIÓN Y LEYES DE LA REPÚBLICA, aceptando el recurso de apelación interpuesto por el procesado, REVOCA, la sentencia subida en grado y en su lugar confirma su estado de inocencia".

Con este dictamen absolutorio, el oficial militar queda libre de responsabilidades en cuanto al hecho ocurrido el 4 de abril de 2015 ya que tal suceso no pudo ser demostrado ante las autoridades de la Sala Multicompetente en base al Art. 453, del Código Orgánico Integral Penal vigente.

REPORTERA DE CRÓNICA ROJA EN DIARIO EL NORTE

Es preciso mencionar, señor Director, que el compareciente es un ciudadano común y corriente que exige los debidos respetos a su dignidad, honra y buen nombre consagrados en el Art. 66.18 de la Constitución, como garantía básica y fundamental. Que en ningún momento estoy solicitando un favor sino exigiendo un derecho de elemental sentido común, porque es por demás evidente que las indicadas noticias han sido veladamente tergiversadas, distorsionadas, manipuladas y falseadas (estoy amparado en una sentencia judicial ejecutoriada) por una persona que siendo empleada de su Diario en calidad de ´cronista´, al tener estrecha relación de parentesco con miembros de la Agencia de Tránsito (por eso llega inmediatamente al lugar de los "hechos"), dicha situación pone en entredicho su imparcialidad, principio que "debe" -por Decálogo profesional- ser inherente a su práctica profesional, dado que ejerce tan delicadas funciones por su difusión pública. Así también debo hacer énfasis que, como Usted podrá estimar, dichas noticias falsas me han provocado un sin número de avatares tanto en mi vida privada, cuanto en mi vida institucional; razón por la cual, debo yo también hacer uso de la información "correcta" para descargar responsabilidades, lo cual es evidentemente colateral y derivado de la información sesgada en relación.

Agradezco su apertura a las conversaciones mantenidas y de antemano así también me permito agradecerle su colaboración en una rectificación solicitada que como tengo expuesto es de estricta equidad y Justicia.