Rave, fiesta que genera controversias

02:46 734 hits

Rave, fiesta que genera controversias

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag30-31Rave no es sinónimo de drogas. El término nace a finales de 1987 en Ibiza – España, para denominar a aquellos encuentros festivos, que reúne a personas de todo tipo de condición social, creencia, preferencia sexual u otros, que tienen en común un pensamiento basado en las siglas, PLUR, o en español, PURA, que significan, Paz, Unión, Respeto y Amor.

CONCEPTO. Leonardo Carrera se considera un chico rave, él asegura que desde sus 19 años inició con esta cultura que, a su parecer, no es mala. “Aquí se le ha dado un mala reputación a las fiestas rave, en realidad son encuentros en los que cualquier persona puede ir y llevar puesto la ropa que guste o imponer su estilo. Nadie va a juzgar a nadie. Todos los que asistimos compartimos algo en particular, que es el gusto por la música trance o electrónica. Se las realiza en espacios abiertos o en casas alejadas, justamente, porque podemos escuchar lo que nos gusta, porque el ambiente que nosotros preferimos no lo encontramos en las discotecas del centro o en otros bares que incluso les imponen un horario o una manera de vestir, aquí es diferente, pues podemos quedarnos hasta el otro día”, dijo. USO DE LAS DROGAS. Para Andrés, si bien el concepto de las fiestas Rave se ha satanizado, no es menos cierto que el consumo de alucinógenos sucede en estos encuentros. “Hay personas que para mantenerse despiertos hasta el día siguiente, usan algún tipo de estupefaciente, pero eso no significa que todos los asistentes estén obligados a usar drogas, el solo gusto por la buena música es suficiente requisito para compartir un momento de relax”, puntualizó. CONTROL. César Escobar, mayor de Policía a cargo de la Jefatura Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, explica que, aunque en Imbabura el índice de este tipo de actos es bajo, no descarta los controles, investigaciones y operativos que mantienen para evitar que dichos eventos se realicen. “Investigamos todo, estamos pendientes de las redes sociales que son usadas para invitar de forma clandestina a estas fiestas. Si bien no podemos satanizar a estos espectáculos, determinando que exclusivamente las fiestas rave son lugares de consumo de drogas, sí podemos asegurar que en nuestro país hemos cambiado el concepto de lo que realmente pueden significar estos encuentros, porque lamentablemente, nos hemos encontrado con personas que en estos lugares consumen todo tipo de estupefacientes. Nuestro trabajo, está enfocado en evitar que estas celebraciones se realicen porque una persona que está bajo los efectos de las drogas puede cometer otros delitos, además de la exposición al peligro que corren aquellos que nunca han tenido contacto directo con estupefacientes y verlos al alcance, puede generar que se convierta en un adicto y eso es lo que queremos evitar”, manifestó la autoridad. EL PROBLEMA . Para Escobar, la reunión de personas en lugares alejados, sin los permisos necesarios, y de forma clandestina, es el inconveniente. Sostiene que, de ser encuentros de sano esparcimiento, no deberían ser escondidos. “No importa si se llaman fiestas rave, retro, o lo que sea, el nombre que le den no es el inconveniente, el real problema es lo que ahí adentro sucede, el libre albedrío para usar drogas, tener sexo abiertamente, entre otras situaciones que salen del marco de la ley y que pueden desencadenar en actos delictivos. Hemos podido observar que en algunas invitaciones se usa una gráfica de la hoja de marihuana a manera de promocional y hasta se solicita llevar preservativos”, señaló el oficial.