‘No pudieron robarme el auto’

06:59 734 hits

‘No pudieron robarme el auto’

Ratio:  / 1
MaloBueno 

carroLa pesadilla de “Pablo”, nombre protegido, inició la noche del martes alrededor de las 19:15, cuando dos hombres desconocidos se acercaron a él y lo despojaron violentamente de su vehículo, una camioneta blanca, doble cabina, marca FORD. Sucedió en Atuntaqui.

 

EL RELATO. El ciudadano llegó hasta las instalaciones de Diario EL NORTE, donde un equipo periodístico receptó su historia.
Pablo sostuvo que el día y hora antes indicados, al salir de su trabajo se fue a una tienda, pero al salir del carro y acercarse al negocio, dos hombres encapuchados se acercaron a él y al verificar en una hojas de papel mencionaron; “este es el carro”, y luego de apuntarlo con un arma de fuego se llevaron la camioneta. “Me asusté al ver el arma y entonces les dije que se lleven lo que quieran porque no quería que me hagan daño. Uno de ellos intentó agredirme de un golpe, pero como no puse resistencia me dejaron en la vereda y se llevaron mi carro”, mencionó el presunto afectado.

RASTREO. Una vez que los antisociales se alejaron a bordo de su vehículo, Pablo se comunicó con la agencia de seguridad que protege su automotor y de inmediato solicitó el bloqueo.
“Luego de que me robaron salí corriendo y me refugié en mi trabajo. De esto no le mencioné a nadie porque  estaba aterrorizado y, además, los hombres que me amedrentaron  no se fueron sin antes amenazarme diciendo que no diga nada a la Policía o estaría en riesgo mi vida.
Seguí el rastro de mi carro a través de la computadora y pude ver que lo abandonaron a más de 300 metros del sitio donde me lo sustrajeron porque luego de poner en alerta a la empresa de seguridad el auto se les bloqueó, quizás por eso lo dejaron por un sector conocido como El Cercado”, manifestó.

RECUPERó SU AUTO.
Una vez que el sistema de rastreo le mostró a su propietario el lugar exacto donde se hallaba el automotor, él fue a recuperarlo. “No avisé a nadie de esto, solo llegué vi que mi camioneta estaba abandonada en El Cercado y simplemente con el duplicado de la llave me la llevé a mi casa”, agregó la supuesta víctima.

SOSPECHAS. Lo extraño del caso, es que pese a que en el automotor había  objetos de valor, los infractores no se sustrajeron nada. “Al haber ordenado el bloqueo de mi auto, pensé que se iban a llevar de pronto las llantas, el radio o alguna pieza del motor que les pudiera servir, pero cuando  verifiqué constaté que no se llevaron nada, lo que me deja realmente desconcertado sin saber cuáles fueron las verdaderas intenciones de estas personas”, dijo.