Un niño fue víctima de castigos y agresiones

07:49 1828 hits

Un niño fue víctima de castigos y agresiones

Ratio:  / 1
MaloBueno 

p29OTAVALO. Un pequeño de 7 años, fue víctima de castigos físicos y psicológicos por parte de su madre. Muestra de ello son las huellas de lesiones pasadas y recientes que presenta en varias partes del cuerpo.  

 

HISTORIA. José, lo llamaremos al niño de esta historia que sucedió en la ciudad de Otavalo. Este pequeño cuando apenas tenía tres meses de edad se quedó huérfano de padre, razón por la cual su abuela paterna se hizo cargo de su crianza, ya que su madre decidió emigrar a España, donde permaneció por siete años. Durante este tiempo la progenitora no tuvo mucho contacto con el chico.
Hace siete meses la madre regresó a Otavalo y recuperó a su hijo, que lo dejó cuando era un recién nacido. La abuela se resistía a la devolución pero debió hacerlo ya que legalmente no podía retenerlo.

AGRESIÓN. El reencuentro y la convivencia de José con su madre durante estos siete meses se volvió  difícil. Para él su abuela paterna se convirtió en su madre.
La madre al no lograr que José la acepte, al parecer la llevó a tomar represalias en contra de su propio hijo y la forma en que lo hizo fue la agresión física y también psicológica.
La abuela conocía la situación que atravezaba su nieto José, pero se veía impotente de tomar alguna medida, ya que su madre biológica le decía que todos los derechos eran de ella.

DENUNCIA. Una denuncia anónima a la Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes, (Dinapen), de Otavalo, permitió rescatarlo al pequeño. Los agentes de policía acudieron a la institución educativa donde el pequeño estudiaba para evidenciar el estado físico y psicológico de José.
Allí verificaron que el niño fue víctima de maltrato físico ya que tenía huellas de golpes, lesiones y hematomas en la mayor parte del cuerpo, que fueron ocasionados por su progenitora.
Los agentes de la Dinapen de inmediato trasladaron a José, hasta el hospital San Luis, para que lo valoren y expidan un certificado médico. Además se coordinó acciones con la Junta de Protección de Derechos del cantón.
También se realizó una acta de entrega y responsabilidad a la abuela paterna con quien vivió desde los tres meses de edad que quedó huérfano de padre y su madre se marchó a España.

PROTECCIÓN. Agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) sugieren proteger los derechos de la niñez y adolescencia. En caso de ser testigo de algún tipo de maltrato denuncie a la institución policial.
Se recuerda a los familiares, amigos y vecinos que la ley es clara, cuando estipula que cualquier persona puede intervenir en caso de que un niño sea víctima de maltrato.
Si no desean intervenir pueden denunciar por medio del ECU-911 o a  la Policía Nacional, institución que está presta a colaborar.
La Dinapen protege los derechos de los niños, niñas y adolescentes.