Adolescente sufrió dramático accidente

04:19 3509 hits

Adolescente sufrió dramático accidente

Ratio:  / 1
MaloBueno 

familiaresTABACUNDO. La imagen de la adolescente Laura Maldonado,  bañada en sangre y con el cráneo al descubierto, es algo que nadie podrá olvidar. Sucedió en Tabacundo la mañana del 30 de mayo. Un trágico accidente horrorizó a los estudiantes de las diferentes unidades educativas de la localidad. Una práctica de brigada se transformó en desgracia.

 

tragedia. El sábado pasado, un grupo de 100 estudiantes llegó hasta el destacamento del Cuerpo de Bomberos de Tabacundo, CBT. El motivo, era la realización de una evaluación que forma parte de una de las obligaciones a cumplir por los alumnos de las entidades educativas de los primeros años de bachillerato del cantón. Luego de rendir la evaluación teórica los educandos fueron sacados al patio del lugar. “Martina”, nombre protegido, es estudiante de una de las instituciones de formación del lugar, asustada, la adolescente de 17 años relató lo acontecido ese día. “Los bomberos mojaron el piso, había tres autos por los que supuestamente teníamos que pasar por debajo y nos dijeron que era obligatorio. Una amiga cruzó al mismo tiempo con Laura, y ella nos contó cómo al momento en que pasaron debajo del tanquero que estaba prendido algo la máquina la jaló de la camiseta, ella había tratado de sujetarse pero no pudo, como ella estaba con el cabello suelto parece que se le enganchó y fue cuando se le desprende la piel. Nadie escuchó nada y si no era porque gritaron, ahí es que nos dimos cuenta de lo que había pasado. Laura se quedó debajo del tanquero con las manos en su frente y estaba llena de sangre”, dijo.
HORROR. La imagen era devastadora. En los relatos de personas que se encontraban en el lugar el día de los hechos, manifestaron que Laura estaba ensangrentada y que su cráneo se podía observar, mientras que su cabello y piel se quedaron en el automotor. Otra menor, quien prefirió no identificarse, aseguraba que cuando llegó solo pudo observar el cabello y piel de la víctima que aún estaban colgando de la parte baja del pesado vehículo. “El cuero cabelludo estaba ahí debajo del tanquero, cuando llegué Laurita ya había sido sacada de ahí”, mencionó. En el mismo testimonio se manifestó que la adolescente fue ayudada por los miembros del CBT, y trasladada de inmediato al Centro de Salud Número 13 a bordo de una de las ambulancias de la estación, pero por la gravedad de su estado y la lesión, inmediatamente fue transferida al hospital Eugenio Espejo de Quito.

DOLOR. En la calle Isidro Ayora del barrio La Banda se encuentra ubicado el domicilio de la víctima, quien residía junto a su madre. Hacia la calle, en un pequeño local existe un letrero de madera que dice “Restaurante Laurita”. Un negocio que la progenitora  de Laura habría iniciado hace menos de un mes y con el que pensaba solventar los gastos de su hogar, pero sobre todo, sostener el doloroso tratamiento al que se está sometiendo, pues hace poco sus senos fueron extirpados tras habérsele diagnosticado cáncer. “Lo único que queremos es que se haga justicia. Pido a la gente de Tabacundo y todos quienes conocen de esto que por favor nos ayuden. Mi prima está delicada, pero pese a eso no se ha movido del lado de su hija en el hospital. Cuando fuimos no pudimos ver a Laurita, sin embargo nos manifestaron que está en coma inducido y que los injertos de piel que le están realizando los está rechazando”, mencionó con lágrimas en los ojos. Su dolor fue compartido, Elsa Estrella también familiar de Laura, asegura sollozante la difícil situación por la que atraviesa esta humilde familia y recuerda a la víctima como una niña cariñosa y con muchas cualidades. “Ella era bonita aún es imposible creer esto. No estamos culpando a nadie, pero tampoco queremos que lo que le pasó a Laura se quede así y que esto sirva de precedente para que cuando se realicen este tipo de cosas tengan pendiente que no se puede dejar solos a los muchachos, cuando pasó esta desgracia ellos estaban solos y eso no esta bien”, destacó.

VERSIÓN. Wilmer De La Torre, jefe del CBT, manifestó sentirse preocupado por el estado de la joven. “Estamos haciendo lo humanamente posible, cada bombero va un día libre al hospital, si hay que comprar recetas las adquirimos. No estamos disponiendo de dinero de la entidad esto es voluntario y apoyaremos hasta donde sea posible”, destacó el oficial. Sobre el accidente, De La Torre prefirió no ahondar en detalles de lo sucedido el 30 de mayo, puesto que esperará a que el caso sea investigado ya que se encuentra la denuncia en la Fiscalía de esta jurisdicción.  

“Habrá sanciones drásticas”

Fernando Yánez, Coordinador Zonal de Educación de la Zona 2, sostuvo que solicitará un sumario administrativo en contra del rector de la entidad educativa donde estudiaba Laura Maldonado y el docente encargado de la programación de estas actividades. La autoridad mencionó que impulsan la investigación a través de la Fiscalía. “Queremos que el hecho se esclarezca y quienes tengan la responsabilidad de lo sucedido sean sancionados por la ley. Por el momento brindaremos apoyo psicológico a la familia”, mencionó el primer personero.