Policía requisa cachinerías en el mercado Amazonas

07:53 1183 hits

Policía requisa cachinerías en el mercado Amazonas

Ratio:  / 0
MaloBueno 

p30IBARRA. Siete locales del interior del mercado Amazonas y hasta los baños del mismo centro de comercio fueron registrados ayer por personal de la Policía Judicial de Imbabura, PJ – I en coordinación con la Comisaría de Higiene Municipal y la Intendencia. Decenas de artículos de dudosa procedencia fueron incautados.

 

OPERATIVO. Alrededor de las 11:30 de ayer, efectivos de la Policía Municipal, Policía Judicial y Grupo de Operaciones Especiales, GOE, llegaron al mercado Amazonas con la finalidad de realizar un operativo simultáneo en diferentes locales comerciales ubicados al interior del lugar en donde según César Jiménez, jefe de la PJ – I, se conoció que existía la compra y expendio de objetos de origen sospechoso. “Desplazamos al personal necesario para realizar esta labor que fue coordinada con la Comisaría Municipal y la Intendencia. Ingresamos a todos los puestos de venta para realizar nuestro trabajo y encontramos gran cantidad de artículos cuyos propietarios no supieron justificar legalmente y los decomisamos”, mencionó el oficial.

INCUMPLIMIENTO.  Pablo Torres, comisario municipal, por su parte asegura que encontró sorpresas. Y es que según refiere, a pedido del alcalde, organizó esta diligencia para poner orden. “Se me ha solicitado organizar el mercado y eso es lo que estamos haciendo, por tal razón ejecutamos esta acción porque no queremos que el Amazonas siga siendo un punto de cachinería. Realizaremos las labores que sean necesarias para que esta situación sea erradicada y colaborar, de esta manera, con la seguridad de la colectividad”, dijo el funcionario.

SANCIONES. Torres sostiene que los locales que fueron clausurados, recibirán las sanciones de acuerdo a la gravedad de la infracción cometida. “Descubrimos locales cuya actividad estaba establecida para venta de un tipo de producto, pero además encontramos celulares, radios de vehículos, memorias, entre otros artefactos que, primero no son los que deberían comercializar, y segundo, no tienen un respaldo legal. Muchos aseguraron que se dedicaban adicionalmente a reparar teléfonos, pero a pesar de ello se realizó el procedimiento respectivo y se les incautó la mercadería”, agregó el comisario. Los cierres de los puestos irían de 5 a 15 días y las multas oscilan entre 80 y 354 dólares.

SEGURIDAD. El Jefe de la PJ - I asegura que en lo que respecta a las labores ejecutadas desde la Policía Judicial, los operativos para erradicar este ilícito se mantendrán. “Vamos a continuar con esta labor. La ciudadanía debe saber que estaremos pendientes de las irregularidades que conocemos se desarrollan en este punto de comercio de la ciudad”, resaltó el oficial. Mientras tanto Torres también argumenta que su labor no cesará y ejecutarán operativos sorpresa de manera más frecuente en el conflictivo lugar.  Todo lo incautado fue fijado y levantado por personal de la Unidad de Criminalística, UCM.