Susto y daños luego de impacto

05:00 1100 hits

Susto y daños luego de impacto

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag31Un taxi y una camioneta chocaron ayer, en la intersección de la avenida Jaime Rivadeneira y Oviedo. La presunta irresponsabilidad de uno de los conductores ocasionó el percance, que afortunadamente no cobró víctimas, pero sí dejó daños materiales.

 

EL PERCANCE. Ocurrió alrededor de las 09:20 de ayer, en la dirección antes indicada. Ambos conductores se quedaron en el sitio. Una persona que viajaba en calidad de pasajero de la unidad de taxi resultó con golpes leves. Luis Chancosa, conductor de la camioneta color azul, marca Mazda, asegura que se embarcó en su auto desde el sector del mercado La Playa, y tomó la avenida Jaime Rivadeneira, pero al llegar al cruce con la calle Miguel Oviedo, un taxi que circulaba en el otro costado de la vía, intentó pasar al otro costado con la finalidad de tomar la calle transversal, y le impactó. “Yo estaba pasando normalmente y el señor del taxi no paró, para esperar que pase. No tengo la culpa de lo que sucedió porque yo venía despacio ya que me dedico a la venta de verduras en mi carrito”, mencionó. El agente civil de tránsito Leonardo Badillo arribó al sitio para tomar el procedimiento respectivo en cuanto al suceso. Los efectivos Santiago Torres y Jhon Mayanquer colaboraron con la diligencia.

LA OTRA PARTE. Por su lado, Víctor Mena, chofer del taxi, aseguró que circulaba por el tramo, luego de tomar una carrera un par de cuadras antes del lugar del accidente e iba a circular por la calle Oviedo, cuando al parecer, el conductor de la camioneta Mazda, que, según Víctor, circulaba a exceso de velocidad, le chocó en el costado derecho de la carrocería, haciendo que pierda el control del automotor y termine golpeando la parte posterior del mismo contra una de las veredas del lugar.

ATENCIÓN. Una unidad de emergencia del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, CBI, llegó al sitio para auxiliar a las víctimas. Un hombre que viajaba en la unidad de servicio público resultó con golpes leves, así lo dio a conocer uno de los efectivos de la agencia civil de Tránsito que se encontraba al momento del percance.

HUBO UN ACUERDO.
En el documento informativo levantado por el uniformado municipal de Tránsito, consta que los propietarios de ambos automotores decidieron llegar a un acuerdo extrajudicial con la finalidad de evitar que tanto el taxi como la camioneta sean trasladados e ingresados al patio de retención vehicular de la Agencia Civil de Tránsito, ACT. El arreglo pudo efectuarse debido a que el pasajero solo presentó una lesión en uno de sus hombros, por lo que fue dado de alta sin registrar heridas de consideración.  

CONTROL. Según consta en el reporte de la Central de Emergencias ECU-911, el tiempo de respuesta de los efectivos civiles de Tránsito, al lugar del percance, fue menor a cinco minutos ya que se encontraban patrullando cerca del sitio.