Ocho años de internamiento para adolescente que mató a compañero

Ratio:  / 1
MaloBueno 

adolescente

Ocho años de internamiento deberá cumplir un menor de edad acusado de asesinar a su compañero de clases el 17 de marzo de 2015 en la Unidad Educativa Sarance. La sentencia fue emitida por la jueza de la Unidad Judicial de la Familia, Niñez y Adolescencia de Otavalo.

DILIGENCIA. Dos días duró el juicio. Dentro de la audiencia de juzgamiento, se dieron a conocer los pormenores de este hecho de sangre cometido en el establecimiento académico. Dos adolescentes fueron procesados, pero uno de ellos recuperó su libertad mientras que el otro finalmente fue sentenciado.   Fiscalía presentó ante la autoridad competente pruebas irrefutables de lo sucedido, las mismas que están constantes en el procedimiento de reconstrucción de los hechos, en donde se especificaron detalles de la fatal agresión y se resaltó la participación y responsabilidad del procesado en el deceso de su compañero.

PROCESO. Los testimonios de seis menores de edad, que al parecer presenciaron el suceso también fueron presentados por parte del Ministerio Público ante la autoridad juzgadora, así como la versión de 25 testigos más además de videos, audios e informes periciales de las redes sociales de los implicados, que sirvieron para fundamentar la acusación y la materialidad de la infracción, pues en dichos reportes se evidenció que el acusado realizaba intimidación y amenazas de muerte en contra del occiso.

EVIDENCIA. El arma cortopunzante con la que el adolescente fue herido, se presentó como parte de la evidencia recabada por la Fiscalía.

EL CASO. Un menor de 16 años fue asesinado en el colegio al que asistía. Ocurrió a plena luz del día. Una certera puñalada en la espalda   propinada por un estudiante lo mató, ya que afectó sus pulmones y el corazón. Tras el deceso, personal de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro, DINASED, inició las investigaciones que  permitieron determinar la realidad de lo acontecido aquella mañana y llevar al responsable de este deceso ante las autoridades pertinentes.