Le rasgaron el ojo con una cuchilla

04:55 1290 hits

Le rasgaron el ojo con una cuchilla

Ratio:  / 3
MaloBueno 

ojoOTAVALO. Una menor de 9 años de edad, que vive en la comunidad Ángelpamba, de San Juan de Ilumán, en Otavalo,  perdió la visión de su su ojo luego que un compañero de aula le rasgó con una cuchilla.  

HECHOS. El 31 de marzo, Ñusta Cáceres, fue a la escuela de su parroquia. Los niños recibían clases de alguna materia. En el sitio donde la pequeña se sienta, dos de sus compañeros forcejeaban por  alguna situación. Uno de ellos tenía un estilete; al levantar su mano pinchó el ojo izquierdo de su compañera con el filudo instrumento, que se  utiliza para sacar punta a los lápices o cortar. Horas más tarde, los padres Remigio Santillán Picuasi y Yonaida Cáceres, fueron comunicados del incidente que ocurrió en el aula. Ellos acudieron y al ver que su hija no fue llevada al centro médico lo hicieron ellos. Les informaron que el ojo de la niña tiene una rasgadura y que necesita la valoración de un médico especialista. Acudieron a dos hospitales y no les dieron la adecuada atención. Tras varios días de mendigar atención se compadecieron y  les prestaron atención, pero debido a que no recibió atención inmediata la herida se complicó y Ñusta Anabel, prácticamente perdió la visión de su ojo ya que la córnea tiene una grave lesión debido al pinchón que recibió.

TRASPLANTE. En el hospital Baca Ortiz, fue operada para salvar el otro ojo, Remigio Santillán, quien trabaja en la construcción, dice que la única solución para su hija es un trasplante de córnea, que es costoso y no puede afrontar el gasto.

AYUDA. Si desea ayudar a Ñusta, puede hacer su aporte económico  a la cuenta de ahorros número 110028431, de Remigio Santillán Picuasi del banco del Austro.
FAMILIA. La familia de Ñusta, vive sin ninguna comodidad y carentes de servicios básicos. La casa es de paredes sin enlucir de bloque, piso de tierra, sin puertas, sin ventanas,  techo de teja, sin tumbado, donde se siente el frío debido al viento que sopla desde el Taita Imbabura.
Si desea ayudar a concluir  la construcción de la casa puede donar material. Ñusta requiere un espacio cómodo.