La corriente del río Lita lo arrastró

05:21 2074 hits

La corriente del río Lita lo arrastró

Ratio:  / 1
MaloBueno 

p46IBARRA. Luego de cuatro días, los restos de Mauricio Álvarez fueron encontrados la tarde de ayer en avanzado estado de putrefacción a casi 150 metros del puente del río Lita donde habría sido visto por última vez, cuando supuestamente salió a pescar. Personal del Grupo de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, CBI, realizó la búsqueda y recuperación del cadáver.

 

LA BÚSQUEDA. Familiares de la víctima iniciaron la búsqueda y localización de Mauricio a partir del domingo pasado, el hombre, según referencia de sus allegados, habría salido a pescar, y a partir de entonces no regresó jamás. El percance fue comunicado de manera inmediata a las autoridades competentes. Al día siguiente del suceso, efectivos policiales de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro DINASED, tomaron el procedimiento, pero no obtuvieron resultados positivos. Ricardo Benítez, jefe provincial de la DINASED, aseguró que hicieron un recorrido pedestre de aproximadamente 12 kilómetros. “Pasamos varios días intentando localizar el cadáver y todos los recursos se usaron para esta diligencia”, resaltó.
HALLAZGO. Ayer un equipo especializado del Grupo de Rescate del CBI, nuevamente arribó al sito para continuar con la búsqueda del cuerpo. Pablo Vásquez, subteniente del CBI, indicó que seis efectivos “Casacaroja” fueron delegados para esta función. “Nos dividimos en dos grupo, uno fue comandado por el teniente Wilson Collahuazo y otro por mi persona y procedimos a realizar un barrido continuo por el sitio hasta que finalmente observamos que a 150 metros del puente donde la víctima fue vista por última vez los pies del occiso se observaron y procedimos a realizar la recuperación de sus restos que además, estaban en avanzado estado de putrefacción”, señaló el oficial.

ESTABA GOLPEADO. Con el equipo necesario, los bomberos lograron sacar los restos de Mauricio. Sus familiares lo reconocieron de inmediato. En su cuerpo se observaban hematomas y politraumatismos, generados por las piedras y palos que conjuntamente con el agua lo arrastraron hasta donde fue hallado.