Más de 4 mil dosis se incautaron

06:13 994 hits

Más de 4 mil dosis se incautaron

Ratio:  / 0
MaloBueno 

dosisGabriel L. fue detenido por agentes de la Jefatura Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, luego de que dentro de su domicilio se encontraran alrededor de 413 gramos de cocaína.

 

LABOR. Intensas investigaciones realizadas por efectivos especializados de la JPAI, permitieron ubicar un domicilio situado en la intersección de la calle Eduardo Almeida y avenida Teodoro Gómez de la Torre, habitado por el judicializado. Ángel Vásquez, capitán de Policía, asegura que mediante información reservada, conocieron que en el sitio se comercializaban sustancias sujetas a fiscalización.

DETALLE. Una orden de allanamiento permitió el ingreso de los uniformados. Una vez en el pequeño cuarto donde residía el sospechoso, buscaron en el armario y encontraron una funda transparente que contenía una sustancia blanca, que en realidad era  alrededor de 200 gramos de estupefaciente. Continuando con la búsqueda, dentro de una mochila, se halló otra bolsa que portaba 213 gramos más del alucinógeno.  

SOSPECHOSO. En medio de un incesante llanto, el involucrado aseguraba que desconocía sobre la droga encontrada en su residencia, pues sostenía que le pertenecía a su expareja sentimental. Sin embargo, el argumento no justificado del hombre no impidió que los policías antidrogas realicen su labor.

PROCESO. Personal de la Unidad de Criminalística de la Policía Nacional, realizó la fijación y levantamiento de la evidencia, misma que fue trasladada hasta la bodega de la JPAI donde finalmente fue pesada y guardada bajo cadena de custodia. Mientras tanto, Gabriel fue ingresado al Centro de Detención Provisional, CDP.

DILIGENCIA. Ayer se llevó a cabo la audiencia de flagrancia y formulación cargos en contra del sospechoso. La representante del Ministerio Público inició la etapa de instrucción fiscal acusando al sujeto del delito de tráfico y transporte de sustancias ilícitas.

ACEPTÓ LA CULPA. Un procedimiento abreviado fue solicitado por el acusado, quien finalmente aceptó la infracción y se autoincriminó del delito. El juez le otorgó la sentencia de un año de cárcel.