Siguen fiestas clandestinas de adolescentes

07:55 1425 hits

Siguen fiestas clandestinas de adolescentes

Ratio:  / 0
MaloBueno 

clandestinas32 adolescentes que participaban en una fiesta clandestina la noche del sábado  en el sector de Los Ceibos, fueron rescatados por miembros de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen).    

 

OPERATIVO. Alejandro Flores, jefe de la Dinapen en Imbabura, informó que operaciones de inteligencia les permitió descubrir dos domicilios donde se encontraron a 32 adolescentes quienes participaban de una fiesta clandestina. Los chicos consumían bebidas alcohólicas. Destacó que el operativo se efectuó con  la presencia de intendente general de Policía de Imbabura Fabricio Reascos.
También comentó que entre las evidencias encontradas están: 15 botellas de licor, 7 envases plásticos de otra bebida y residuos de droga que estaban en los jardines y patios del inmueble.

ENTREGA. Los menores de edad fueron trasladados hasta las instalaciones del Comando de la Subzona Imbabura Nro 10, en  donde se realizó la respectiva entrega a sus representantes legales. Además se dictó charlas a los padres y recalcó la confianza que debe existir entre padres e hijos. En la actualidad las llamadas redes sociales son un medio al cual los padres de familia deben ponerle mucha atención, dijo.
 
PROTECCIÓN. Recordó que este trabajo se cumple en base al Art. 78, que se refiere al derecho a la protección contra otras formas de abuso. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a que se les brinde protección contra: el consumo y uso indebido de bebidas alcohólicas, tabaco, estupefacientes y substancias psicotrópicas.
La participación en la producción, comercialización y publicidad de las substancias y objetos a que se refieren los numerales 1 y 3.
El uso de armas, explosivos y substancias que pongan en riesgo su vida o su integridad personal.
La exposición pública de sus enfermedades o discapacidades orgánicas o funcionales, para la obtención de beneficios económicos y la inducción a los juegos de azar.