Nueva configuración de la Curia

04:58 2450 hits

Nueva configuración de la Curia

Ratio:  / 0

Nuestro Obispo Monseñor ValterMaggi con un visión eclesiológica pastoral ha procedido a dar una nueva configuración a la Curia Diocesana de Ibarra, la misma que fue explicada y presentada en la sesión mensual del clero. Así partiendo del concepto pastoral del Concilio Vaticano II en el Decreto Chirstus Dominus que al hablar de la diócesis dice: es una porción del Pueblo de Dios, cuyo cuidado pastoral se encomienda al obispo con la cooperación que prestan su ayuda al Obispo en el Gobierno.
Con un nuevo organigrama, hoy la diócesis de Ibarra busca dar una administración más dinámica e integral con las tres vicarías episcopales de evangelización, santificación y de caridad. La Vicaría de Evangelización comprende las áreas de: catequesis, pastoral educativa, pastoral bíblica, pastoral universitaria, obras misionales, pastoral de la juventud, pastoral de las culturas y comunicaciones sociales. La Vicaría de Santificación comprende: culto divino y pastoral litúrgica, pastoral y santuarios, formación permanente del clero, vida consagrada y vocaciones. La Vicaría Episcopal de Caridad abarca: Caritas diocesana, sostenimiento de la Iglesia, pastoral de la salud, apostolado de los laicos, pastoral de la familia, pastoral de los migrantes y pastoral penitenciaria.
En la Teología Pastoral de Julio A. Ramos, autor de una serie de manuales de teología nos dice: el descubrimiento de la Iglesia Diocesana como unidad pastoral, va respondiendo a la unidad teológica y como centro de conjunción y programación de la acción pastoral eclesial. La misma figura del obispo y de su ministerio queda fortalecida pastoralmente, siendo el motor y el animador en la pastoral del conjunto diocesano.
La eclesiología sacramental unida al Pueblo de Dios ha aportado una riqueza al laicado y a su misión en mundo como misión propia. El laico verá su apostolado como desarrollo de la misión bautismal y no como una delegación de la jerarquía. El clero, religiosos y laicos, estamos llamados a cobrar activamente en esta nueva configuración diocesana.