07-04-2018 | 18:05

Concejal Rubén Buitrón critica a la administración municipal

    concejal buitronOtavalo.- La liquidación presupuestaria municipal de 2017, aprobada el 29 de marzo en sesión extraordinaria del concejo municipal presentó algunas novedades, que nos comenta el concejal Rubén Buitrón, en las que critica el cumplimiento presupuestario.

¿Qué novedades se presentaron en la liquidación presupuestaria?

Hay muchas e importantes novedades, por ejemplo, el municipio tuvo un presupuesto de 40 millones de dólares con una ejecución presupuestaria de casi 28’500 000, es decir, quedan como 11 millones y medio como remanente o en arrastre.

¿Qué significa esto?

Esto quiere decir que hay un aproximado de 30% del presupuesto que no se ha ejecutado, una cosa es que se haya comprometido, como justifica la administración, pero otra es que se haya ejecutado.

¿Y esto cómo perjudica a la población?

Esto implica que el cantón Otavalo tiene un 30% menos de obras y puntualmente son como 7’500 000 de obras que no se han ejecutado y que están como concepto de arrastre y tratándose recién de ejecutar.

¿Existe otra novedad?

En la Ordenanza de Contribución especial por Mejoras, conocida como el 60 - 40, en 2017 apenas se recaudó 200 000 dólares. Hemos pedido información de los años 2015, 2016 y 2017 de todas las direcciones que están involucradas en este proceso pero no nos ha llegado, sin embargo el Alcalde en el 2017 hace referencia, de acuerdo a datos de prensa del 17 marzo que se ha invertido 2’100 000 dólares en adoquinados en áreas urbanas y rurales pero no hay recaudación.

¿Cómo estuvo la ejecución presupuestaria?

Es una baja ejecución presupuestaria, especialmente del presupuesto participativo que es de 1’804 000 dólares para las 9 parroquias, apenas se han ejecutado 200 000 dólares y resto recién están empezando a ejecutar. Eso se llama negligencia administrativa, como mínimo. La dirección de obras públicas , en toda esta administración ha tenido la costumbre de arrastrar presupuesto. En 2017 ha ejecutado el 51,17%, perjudicando con obras a la ciudad.