03-09-2018 | 00:00

Cansados de ofrecimientos

Lo moradores de este sector de la ciudad aseguran que han agotado el diálogo con las autoridades, ahora exigen el cumplimento de los ofrecimientos.

Otavalo. Han pasado más de dos años desde que concluyó la primera etapa del adoquinado de las calles del barrio Plan Venezuela y los ofrecimientos, por parte de la municipalidad, de adoquinar las calles restantes aún no se hace realidad.

Municipio. En la página web de la municipalidad se da a conocer que en el adoquinado de la calle principal, obra que concluyó a inicios del año 2016, se invirtió 110 880 dólares. En el mismo boletín informativo, Wilson Hernández, jefe de cuadrilla del municipio de Otavalo, asegura que “se tiene previsto que en este año (2016) se realice la segunda etapa de estos trabajos en las calles secundarias del Plan Venezuela”. Esto para los moradores del sector no se ha cumplido y en un recorrido realizado por EL NORTE se comprobó la versión de los pobladores.

Habitantes. “Nos sentimos engañados”, dicen los habitantes del barrio. Ellos aseguran que entre los ofrecimientos realizados por las autoridades municipales estaba la construcción de un muro de contención para reforzar el talud de la parte oriental del barrio, el adoquinado de las calles secundarias (dos cuadras) y el mejoramiento del espacio que el barrio tiene para practicar actividades deportivas.

“Nos dicen que no hay presupuesto, que volvamos otro día y así nos tienen engañados. Este es un lugar turístico. Por aquí pasan turistas hacia la cascada de Peguche. Nos han ofrecido, si es que sale, para el mes de enero”, dijo Pilar González, habitante del sector.

Actualmente, la municipalidad realiza el adoquinado de la calle que conduce a la Cascada de Peguche, desde la escuela municipal hasta el límite con el barrio Plan Venezuela y los moradores de este sector exigen que se adoquine también las dos cuadras que faltan en su barrio y se refuerce el talud que representa un peligro para quienes habitan en la parte posterior del barrio.

Área verde. Son aproximadamente 500 personas las que habitan en este lugar, de ellos un buen número son niños, adolescentes y jóvenes quienes no tienen un espacio adecuado para realizar actividades deportivas y de recreación. Según Edwin Achig, hace 2 años conjuntamente con la dirección de participación ciudadana se proyectaba a construir un graderío en las canchas que tiene el barrio, la misma que ha sido adecuada con el esfuerzo de los mismos habitantes. “En temporada de campaña vino el actual alcalde y nos hizo los ofrecimientos pero solo se ha conseguido el adoquinado de la calle principal”, dijo habitante.