08-09-2018 | 00:00

Aserraderos son regidos bajo rigurosas medidas

Aunque no tienen una normativa especial, los requisitos para su funcionamiento es más exigente. Las medidas en el tema de prevención de incendios es riguroso.

Otavalo. El incendio registrado en un aserradero la madrugada de ayer en Ibarra, prendió las alarmas entre los propietarios de estos locales en Otavalo.

Fanny Cobo, dueña de Madep, ubicado en el sector de La Magdalena al sur del cantón, aseguró que tiene un riguroso plan de seguridad ante cualquier emergencia.

“Tenemos un cableado especial, además de los extintores. En mi caso nuestras máquinas están fuera del aserradero”, destaca la empresaria quien se solidarizó con su colega.

Escenario. Madep es uno de los aserraderos más importantes de la ciudad, a pesar que se encuentra a pocos metros de una estación de gasolina, se tiene todos los permisos de funcionamiento y las medidas de seguridad respectivas. “No creo que sea problema alguno, pues este aserradero es un local abierto, las máquinas no están aquí y la gasolinera está retirada”, afirmó Miguel Guitarra, uno de los clientes del lugar.

Las palabras del usuario, concuerda con Carlos López, jefe del cuerpo de bomberos de Otavalo, quien reconoce que Madep, cuenta con todos los planes de seguridad, además de la venta de ser un escenario abierto.

“En este aserradero no hay problema, pues está en las afueras de la ciudad. Ellos tienen buenos equipos de protección en caso de alguna eventualidad”, explicó.

Expectativa. A raíz del in cendio suscitado en Ibarra, se espera que las medidas de seguridad para evitar otros flagelos similares se intensifiquen.

Según Cobo, en la ciudad existen cerca de 8 aserraderos que prestan el servicio para toda la provincia.