Cupos de taxis se entregarán en Otavalo de acuerdo a estudio de movilidad 2011

Ratio:  / 2
MaloBueno 

taxis otavaloOTAVALO. El estudio de ‘Movilidad del Cantón Otavalo, para Determinar la Oferta y Demanda en el Servicio de Transporte Público Intracantonal’, realizado en el año 2011 por la administración municipal de ese entonces, recomienda que en el cantón deben incrementarse siete unidades de transporte, modalidad taxi, por año, desde el 2011 hasta el 2016.

Dicho estudio fue contratado conforme lo determinado en el marco legal de la Constitución de la República, la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública y su Reglamento, sobreentendiéndose que se ejecutaron fondos públicos cuyos resultados representan una inversión por parte de las y los otavaleños.

Sin embargo, desde el 2011 no se ha cumplido con lo que recomienda el citado estudio de Movilidad y en el 2016, luego de una actualización del mismo realizada por la actual administración municipal, se procedió al análisis de la problemática y se cumplió con lo que establece el estudio que fue base para la creación de la ‘Ordenanza para la Regulación y Calificación Individual de los Aspirantes al Servicio de Transporte Comercial’, que fue aprobada el 14 de julio del 2011 y reformada por el Concejo Municipal en el 2012.

Administrativamente se ha procedido a ejecutar lo que los legisladores de la referida ordenanza establecieron. No se ha realizado arbitrariamente interpretación alguna del Plan de Movilidad para aumentar o disminuir los cupos a asignarse; por el contrario, se cumplió con lo que estaba determinado en el estudio antes citado.

De la Ordenanza para la Regulación y Calificación de los/las Aspirantes al Servicio de Transporte Comercial se desprende que, incluso, el proceso de asignación de cupos no es un proceso interno, sino que es liderado por la “Comisión de Calificación y Selección”, instancia que la conforman varias instituciones estatales con personería jurídica totalmente distinta e independiente al GADMCO, por lo que se garantiza su transparencia.

La municipalidad está actuando de forma técnica y legal en este proceso y por esa razón han calificado 39 personas en busca de los 35 cupos para taxis, pendientes desde el año 2011. Conforme lo establece la respectiva ordenanza, se ha otorgado un tiempo para impugnaciones, con la finalidad de analizar a cada uno de los aspirantes.

De los archivos que reposan en la municipalidad, se encuentra el “Resumen Ejecutivo del Proceso de Selección Taxismo Comercial del Cantón Otavalo”, documento del cual se desprende a fojas 57 el cumplimiento de la asignación de cupos a un total de 24 personas en situación de vulnerabilidad (discapacidad, mujeres jefas de hogar e igualdad de condición.); cabe señalar que la ordenanza indica que la situación de vulnerabilidad no excluye a los aspirantes a cumplir con todos y cada uno de los requisitos legales.

En este trámite, los señores taxistas estuvieron representados por el señor MANUEL ZAMBRANO, quien funge de Presidente de la Unión de Operadoras de Taxis del cantón Otavalo, por cuanto se le invitó a participar del proceso de compilación y análisis preliminares de información. Adicionalmente, con fecha 11 de agosto del 2016, se ingresó con hoja membretada de la Unión de Operadoras de Taxis del cantón Otavalo el oficio S/N dirigido a la Máxima Autoridad del GADMCO, suscrito por los señores Manuel Zambrano y Sr. Héctor Armendáriz en calidades de Presidente y Gerente respectivamente, solicitando textualmente lo siguiente: “[…] nos dirigimos a usted con la finalidad de solicitarle comedidamente que dentro del proceso de regularización del transporte de pasajeros en taxis que está llevando a cabo la Ilustre Municipalidad de nuestro cantón, se considere exclusivamente los parámetros de necesidad de servicio que estableció con número de 35 personas para ser legalizada, acuerdo al que se había llegado preliminarmente para no saturar la oferta del servicio ”, quedando evidenciado que el GADMCO si ha involucrado a los actores sociales pertinentes y no como se trata de tergiversar, aduciendo que se está actuando impositivamente. Así lo dio a conocer la Procuraduría Síndica del GADMCO.