Abuelo paga culpa que no le pertenece

09:09 1567 hits

Abuelo paga culpa que no le pertenece

Ratio:  / 0
MaloBueno 

detenidoOTAVALO. Luis Mueses está detenido por juicio de alimentos. No por su culpa, sino por la causa indolente de Marlene, una mujer que fue su nuera. Ella quien vive en Imantag, hace tres años quedó viuda, su esposo Geovanny Mueses falleció en un accidente de tránsito.

Producto de la unión del hogar quedaron dos menores de edad. “La señora le siguió un juicio a mi suegro pero él, no tiene posibilidades para pagar.

Es discapacitado al igual que mi suegra, pero la jueza no ve eso”, dice Gabriela Perugachi, la otra nuera de Luis, quien le está ayudando y llevándole la comida hasta el calabozo de la Policía Nacional de Otavalo, donde está recluido desde el 5 de septiembre.

La historia se vuelve más dramática cuando Luis quien tiene 52 años y tres hernias discales asegura que no puede trabajar y que está al cuidado de su esposa Rosa Proaño quien es diabética. pide ayuda Luis no guarda rencor ni odio para su nuera, pero si exige justicia y clama por ayuda, pues no está en condiciones de pagar los casi 7 mil dólares que la jueza del caso le impuso como cuota de manutención para sus dos nietos.

Y por si fuera poco, Marlene quien tiene 22 años, actualmente se encuentra embarazada de otra personas quien actualmente es la nueva pareja. Luis quien al momento se encuentra enfermo pide que se revea la decisión, pues no está en capacidad física ni económica de cubrir con la demanda.

“Nosotros no estamos desconociendo la deuda, pero creemos que debe ser para los cuatro abuelos, no solo para una persona”, explicó Perugachi, quien respalda incondicionalmente a su suegro.

De acuerdo al Código de la Niñez permite el arresto por pensiones alimenticias en caso de que se adeuden dos o más pensiones. La primera ocasión, el progenitor puede estar hasta 30 días privado la de libertad. Si es reincidente, el arresto se extenderá de 60 días a 180 días.

Hasta marzo del 2015, los abuelos y tíos del menor podían también ir a prisión, pero la Asamblea reformó esto, seis años después de que la propia Asamblea volviera a cambiar el Código de la Niñez y creara la figura de “obligados subsidiarios”.