Cazador de cocodrilos estaba drogado al momento de su muerte

Ratio:  / 0
MaloBueno 

coco

Steve Irwin, más conocido popularmente como “El cazador de cocodrilos”, falleció a los 44 años tras ser alcanzado por el aguijón de una raya mientras buceaba en Batt Reef y, a 10 años de este trágico acontecimiento, salieron a la luz datos de su autopsia que la familia de Irwin intentó ocultar.

La información, publicada por el portal RadarOnline.com, asegura que Steve estaba drogado al momento de su muerte. Al parecer, el hombre había ingerido hongos alucinógenos y los investigadores pidieron que su cuerpo sea exhumado para una segunda autopsia.
Una fuente le contó al medio que, de no haber estado bajo los efectos de esta droga, Irwin podría haber actuado de una manera diferente y evitar así el trágico desenlace.
Irwin murió el 4 de septiembre de 2006. El experto australiano en vida silvestre murió sufrir el ataque de una raya látigo, mientras filmaba un documental en aguas de Port Douglas, en la costa norte de Australia.
La agresión del animal fue registrada por el camarógrafo Justin Lyons, quien acompañaba a Irwin en el trágico momento y grabó todo lo ocurrido. Luego del lamentable desenlace, la única copia en video fue entregada a la viuda de Steve, quien dijo haberla destruido sin verla. Lyons decidió contar públicamente qué ocurrió ese fatídico día.
 Rememoró que la raya atacó cuando estaban por filmarla en retirada. “De repente, se puso de frente y comenzó a apuñalarlo (a Steve) salvajemente con su cola, cientos de golpes por segundo”, contó en una entrevista para la televisión australiana.