25 de agosto: La fecha del juicio final para Dilma Rousseff

Ratio:  / 0
MaloBueno 

dilmaAlejada del poder desde mayo, abandonada por aliados y con débiles apoyos entre sus propias filas, la presidenta brasileña Dilma Rousseff está cada vez más cerca de dejar su cargo definitivamente y sólo un "milagro" podría salvarla, coinciden analistas.

 

El juicio final para destituir a la presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff ya tiene fecha de comienzo. Será el próximo 25 de agosto y se calcula que pueda durar hasta cinco días.

La semana pasada se llevó a cabo la penúltima etapa para la destitución de la mandataria suspendida desde el pasado 12 de mayo donde el pleno del Senado con 59 votos contra 21 aprobó continuar con el juicio político contra Rousseff, acusada de maquillas cuentas fiscales y autorizar gastos sin aprobación del Congreso.

La última sesión del proceso abrirá un nuevo debate y testimonios en contra y a favor de la mandataria para llegar a una votación de final donde se necesitará una mayoría calificada de dos tercios del pleno del Senado para separar definitivamente a la política del cargo de presidenta, lo que serían 54 votos entre 81 senadores, una cifra que ya se alcanzó y superó en la última etapa previo al juicio final y lleva a pensar que la destitución de Rousseff ya es prácticamente irreversible.

Juicio final

El abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, fue notificado oficialmente de la fecha de inicio del juicio tras haber presentado la defensa (un documento de 673 páginas) que niega los delitos fiscales que se le atribuyen a la mandataria.

Cardozo confirmó que convocará a seis testigos para la última etapa del juicio, entre ellos, funcionarios vinculados a la gestión de los presupuestos en el Gobierno de Rousseff, así como Nelson Barbosa, quien fue ministro de Planificación y de Hacienda con la mandataria.
Por su parte quienes acusan a Dilma presentarán por ahora solamente tres testigos, entre quienes figura el fiscal del Ministerio Público de Cuentas Julio Marcelo de Oliveira, quien detectó las maniobras fiscales en las que se fundamentan los cargos a los que Rousseff.

Si se alcanza la mayoría calificada, Dilma que fue suspendida de sus funciones en mayo pasado y sustituida por hasta entonces vicepresidente, Michel Temer será separada definitivamente de su cargo y Temer continuará el mandato como presidente hasta el próximo 31 de diciembre de 2018.

Mientras que si no se alcanzan los votos Dilma será absuelta y recuperará su puesto de presidente, mientras que Temer debería volver a ocupar el puesto de vicepresidente.

Frenar

El Partido de los Trabajadores de Brasil, partido al que pertenece la presidenta suspendida, Dilma Rousseff envió una solicitud a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que imponga medidas cautelares que frenen el juicio político a Dilma, el cual califican de ilegal y anticonstitucional. La misma fue aceptada pro la CIDH que analizará la petición aunque no anunció fecha de resolución o respuesta.

A su vez organizaciones de izquierda y defensores de Dilma planifican manifestaciones en contra del juicio político y en reclamo de la salida de Temer, a quien acusan de planificar un golpe de Estado contra Rousseff. Durante la celebración del pleno del Senado el pasado miércoles se registraron manifestaciones en por lo menos 16 ciudades de Brasil contra el proceso.