Santos y Maduro dialogan sobre la situación fronteriza

Ratio:  / 0
MaloBueno 

maduroLos presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunieron en la localidad de Macagua del estado venezolano Bolívar (sureste) para abordar la situación de la frontera entre ambos países que se encuentra cerrada desde hace casi un año.

 

Maduro y Santos se estrecharon las manos alrededor de las 15.15 hora local (19.15 GMT) y a continuación comenzaron el encuentro en el que también participan las cancilleres de ambos países, María Ángela Holguín (Colombia) y Delcy Rodríguez (Venezuela).

Los gobernantes se dieron cita en las instalaciones de la represa de Macagua, cercana a la ciudad de Puerto Ordaz, una semana después de que las cancilleres se reunieran el pasado 4 de agosto en Caracas.

Santos fue recibido en el aeropuerto de Puerto Ordaz por la canciller venezolana y posteriormente se trasladó a la sede de la reunión, donde le esperaba Maduro, acompañado por su esposa, Cilia Flores.

Ambos jefes de Estado se habían reunido el 21 de septiembre del año pasado en Quito para abordar este tema y en enero de este año hablaron en privado de la frontera al coincidir, también en la capital ecuatoriana, en la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia anticipó ayer en un comunicado que los gobernantes revisarán "la implementación del conjunto de medidas acordadas" por las cancillerías que permitirán contar con una frontera legal, segura y organizada.

Santos y Maduro analizarán además los avances en asuntos de seguridad, migratorios, aduaneros, económicos, comerciales, de salud y transporte en la zona de frontera que se han abordado en mesas de trabajo conjuntas en los últimos meses.

También dialogarán sobre el estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que plantea recomendaciones sobre cómo regular y mejorar los controles del sistema cambiario entre las divisas de los dos países, según la información oficial.

Las cancilleres acordaron el pasado 4 de agosto que se implementará una "cédula fronteriza" para los habitantes venezolanos y colombianos de las zonas limítrofes y la instalación de estaciones de servicio para el abastecimiento de combustible de Venezuela en territorio colombiano, como una medida contra el contrabando.

Maduro ordenó el 19 de agosto del año pasado el cierre de la frontera entre el estado venezolano de Táchira con el departamento de Norte de Santander, el principal a lo largo de los 2.219 kilómetros de frontera común, como parte de su estrategia para combatir el contrabando y el paramilitarismo.

La decisión la adoptó después de que tres militares venezolanos y un civil resultan heridos en un enfrentamiento con presuntos contrabandistas en la localidad de San Antonio del Táchira, y la extendió en las semanas siguientes al resto de los pasos fronterizos.

Tras la clausura de la frontera, Venezuela expulsó a alrededor de 1.600 colombianos de su territorio, mientras que otros 19.000 abandonaron ese país por su cuenta para no correr la misma suerte, lo que causó una crisis diplomática entre los dos países.

Después de varios meses de trabajo conjunto, en julio pasado decenas de miles de venezolanos pasaron a la ciudad colombiana de Cúcuta durante dos fines de semana por un "corredor humanitario" acordado por ambos países para comprar alimentos y medicinas que escasean en su país.