26-06-2018 | 04:39
(F)

Las melcochas de San Juan son una dulce tentación

En el ingreso a la plaza de San Juan se encuentra este tradicional dulce de Inti Raymi. Hasta el 28 de junio se expenderá la melcocha otavaleña en este lugar.

Otavalo. Inti Raymi sin melcochas en la plaza de San Juan Capilla, no es Inti Raymi, así dicen quienes visitan este espacio de la ciudad en donde del 21 al 28 de junio, grupos de danzantes de comunidades aledañas a la ciudad realizan la toma simbólica del sitio considerado sagrado para la cultura Kichwa del cantón.

Una tradición. Los hermanos Rosalba y Rubén Cholo, son unos de los más antiguos comerciantes de melcochas en la plaza de San Juan, según Katerin Cholo, familiar de los emprendedores, son más de 60 años que laboran en el lugar.

Este año, la familia Cholo es la única que oferta este dulce artesanal en el ingreso a la regenerada plaza. “El trabajo es duro. La preparación inicia desde las 07:00 y más o menos a las 10:00 empezamos a batir la primera remesa en los ganchos de madera, en donde poco a poco la melcocha va enfriándose y tomando esa textura que gusta a la gente”, dijo Israel Morales, uno de los 12 ayudantes que tienen en el negocio.

El producto. Azúcar, panela y limón son los ingredientes básicos con los que elaboran las melcochas en este lugar. “Es una golosina deliciosa y lo mejor que es natural, los productos que utilizan son frescos y lo atractivo es que, cuando se viene a la capilla de San Juan, las melcochas están recién hechas”, dijo Sisa Moreta, habitante de la ciudad.

En seis ganchos de madera, desde las 10:00, las melcochas se enfrían, batidas fuertemente, por cerca de 30 minutos antes de ser comercializadas. En este sitio la golosina se vende a precios que van desde 0.25 centavos hasta 1 dólar.

Los sabores más solicitados por los clientes son panela, azúcar y fresa.

Melcocheros locales. Jairo Almeida y Angelita Valencia, habitantes de San Juan son también parte de esta dulce tradición de Inti Raymi. A diferencia de la familia Cholo, Jairo y su esposa elaboran y comercializan durante todo el año la golosina en su vivienda ubicada en el ingreso a la plaza de San Juan. Almeida es oriundo de la zona de Intag y su esposa proviene de Tungurahua, en donde la elaboración de melcochas también es una tradición.

Más higiene. Quienes visitan la plaza de San Juan se llevan una buena impresión. “Hay más orden y lo más importante es que no hay mucho polvo y eso es bueno porque sabemos que hay más higiene en los alimentos que venden en este lugar”, explicó Rosa Maldonado, habitante de la ciudad.

La fiesta. Hoy es el segundo día de la toma de la plaza por las comunidades, este día en idioma Kichwa es conocido como Chawpi Capilla. El 27 de junio, Tukuri Capilla, es el último día en el que las comunidades llegan a la plaza para la toma de la misma y el 28 se cierra la fiesta de Inti Raymi con el Kushnichi Puncha, el último día para probar melcochas de Inti Raymi.

El dulce sabor que se siente en San Juan Capilla
Desde las 10:00, en la renovada plaza del barrio San Juan, ahora denominada como Kuri Kancha San Juan Capilla, inicia la venta del melcochas.
De todos lugares del cantón llegan para adquirir este producto elaborado artesanalmente, este año por la familia Cholo, habitantes de la parroquia San Rafael de la Laguna.