11-06-2018 | 13:10

El Pueblo Natabuela celebra el Inti Raymi

    natabuela
    San Antonio
    .- La espera no importó ni la lluvia mermó los ánimos. El Pueblo Natabuela dio inicio a su fiesta mayor. El Inti Raymi. El día en Pucahuaico fue diferente. La comunidad de la parroquia San Antonio estaba de gala. Sus habitantes se prepararon durante la semana para la ceremonia ritual.


El Inti Raymi es la máxima celebración de los pueblos andinos. “Estamos recuperando nuestras tradiciones. Para nosotros esta fiesta es de vital importancia por su legado cultural” explica Raymundo Gómez, uno de los 16 alcaldes que tiene el Pueblo Natabuela.

 

De gala. El ambiente era festivo. Con el pasar de los minutos el zapateo y el sonido del churo se escuchaba a metros del lugar. “Viva Pucahuaico”, “Viva el Inti Raymi” eran los estribillos que coreaban los danzantes.

“Me siento orgulloso de mi Pueblo Natabuela. Gente trabajadora y luchadora”, dijo Mariana Moreta, al ritmo de las coplas y del pegajoso ritmo.

Con el pasar de las horas el escenario donde se hizo el ritual se llenaba con los danzantes de Ibarra, Natabuela, Chaltura. A ellos se sumaron otros grupos de Otavalo y Cotacachi, quienes dieron ese toque intercultural a la festividad.

Importancia. “Hay que destacar que este es uno de los pueblos que sigue sobreviviendo y demostrando la identidad de nuestra cultura”, destaca Marisol Peñafiel, gobernadora de Imbabura. La fiesta empezó ayer y se extenderá hasta el 6 de julio próximo. En el transcurso de estas semanas, se tiene previsto realizar otros eventos de revitalización de la cultura y saberes ancestrales.

El 15 de junio está previsto realizarse el foro vivencial del Pueblo Natabuela. El evento está programado para las 09:00 en el auditorio de La Fábrica Imbabura. A las 17:00 se efectuará la procesión de San Juan y el acarreo de la chamiza por las calles de la comunidad de Pilascacho. A la 20:30 iniciará el evento de coronación de la Ñusta 2018.

Mes de danza. Pero la fiesta no solo fue en Antonio Ante. La comunidad de Motilón Chupa en la parroquia de San José de Quichinche en Otavalo, también dio inicio a su máxima celebración. Para los indígenas, esta fiesta en honor al Sol, es su identidad. Por eso cada pueblo lo festeja a su manera y con su propio estilo. La fiesta se extenderá durante todo el mes.