21-06-2018 | 15:29
(I)

El Inti Raymi: La fiesta del sol y de las cosechas en los Andes de Ecuador

Entre los festejos más llamativos se incluyen los de Cotacachi, una localidad ubicada al norte de Quito, donde los indígenas realizan una ocupación simbólica de la plaza central

Quito.- El Inti Raymi o Fiesta del Sol, en idioma quichua, es uno de los mayores festejos de la cosmovisión indígena en los Andes de Ecuador y celebra el inicio del tiempo de las cosechas en la época del solsticio.

Este es “el tiempo de los hombres”, el de la cosecha, “justo ahora cuando el sol cae directamente sobre la tierra, sin que aparezca la sombra”, comentó a Efe Apawki Castro, portavoz de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Y es que “esa rectitud del sol, sin sombra, se queda por un tiempo estancada” en la zona ecuatorial, lo que permite ir por las cosechas y celebrar “lo que la Pacha Mama (Madre Tierra) nos ofrece”, agregó.

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, participó en una de las ceremonia rituales del Inti Raymi celebrada en el monte sagrado Pirámide de Puntiatzil, en Cayambe.

En la ceremonia ancestral, Moreno pidió mantener el respeto a la tierra y a los ciclos “de la naturaleza, de la vida, del universo”.

No obstante, este es también el tiempo para la purificación y es por ello que las comunidades andinas suelen hacer rituales en cascadas andinas consideradas divinas o mágicas.

Los ritos, propios de la sierra, se efectúan en la noche bajo la mirada de la luna, que vigila la purificación humana en las gélidas aguas de las cascadas andinas, que luego prosigue con la fiesta (danza, baile y comilona) en las viviendas de los integrantes de las comunidades, refirió Castro.

“Este es el tiempo de la cosecha y es el tiempo para compartir, para equilibrar las energías”, agregó y precisó que cada pueblo andino tiene su particular forma de celebrar el Inti Raymi.

Los festejos se extienden desde el sur del país, en la provincia de Loja (fronteriza con Perú), hasta el Carchi (limítrofe con Colombia), a lo largo de todo el callejón andino.

Entre los festejos más llamativos se incluyen los de Cotacachi, una localidad ubicada al norte de Quito, donde los indígenas realizan una ocupación simbólica de la plaza central y en ese cometido danzan con un incesante zapateo.

También el de la ciudad de Pujilí, en la provincia de Cotopaxi, vistosa por los llamativos atavíos de los danzantes que recorren las calles de la urbe.

En Quito, el Ministerio de Cultura ha preparado algunas actividades en la sede del Museo Nacional, en el centro de Quito, donde indígenas sabios ofrecerán una charla sobre el significado espiritual del Inti Raymi.

Allí también se preparará una “pamba mesa”, donde se recogen alimentos y comidas andinas en una sola tela puesta en el suelo, de la que pueden disfrutar todos los que quieran.

La música y el baile autóctonos nunca pueden faltar en este tipo de festejos, cuando los indígenas andinos comulgan con sus dioses astrales.