El inicio del Inti Raymi concentró a visitantes en Mariano Acosta

Ratio:  / 1
MaloBueno 

inti

Pimampiro. Cientos de moradores de todas las edades, hombres y mujeres de las comunidades de Guanupamba, Yanajaca, La Florida, Puetaquí, El Alisal, Rumipamba, San Juan del Inca y Shanshipamba fueron parte del inicio las festividades del Inti Raymi 2016 en la parroquia Mariano Acosta, como muestra de agradecimiento a la Pachamama y al tatita Inti para agradecer por las cosechas y exaltar la fecundidad de la tierra por los favores recibidos durante éste año.

Para el éxito de estas festividades los comuneros iniciaron con una ceremonia ritual de purificación y la entrega de ofrendas en el lugar sagrado en el Pogyo de Puetaquí, centro donde sus aborígenes por cientos de años cogen el agua para su alimentación y la bebida.

Oscar Narváez Rosales, alcalde de Pimampiro, asegura que la Municipalidad seguirá apoyando y fortaleciendo la esencia cultural, identidad e integración de nuestras comunidades en el plano provincial, nacional e internacional. El apoyo de la Alcaldía para este año en apoyo conjunto para seguir promoviendo la cultural de nuestro pueblo hasta las disfrutar de las octavas de San Pedro.

Esta celebración ancestral y cultural empieza con la participación activa de los comuneros que al ritmo de guitarras, rondines, flautas, rondadores, bombos, melódicas y acordeones entonaron alegres ritmos zapateados los danzantes recorrieron algunas calles de la parroquia para disfrutar del diezmo y llegar con los castillos y algunos regalos para los organizadores del encuentro cultural de Inti Raymi.

Osvaldo Nóquez, representante de las Unión de Organizaciones Indígenas y Campesinas de Mariano Acosta agradeció el aporte de la autoridad municipal por apoyar a mantener viva las tradiciones y costumbres de nuestro cantón. “Esperamos que nuestras autoridades entiendan sigan apoyando a la recuperación de nuestra identidad” aseguró.

Autoridades y turistas que se dieron cita disfrutaron de esta tradición que llenaron de alegría para contagiarse e inmiscuirse en el baile. “Esta historia y valores culturales que tienen nuestros pueblos mantienen viva nuestra identidad” expresó la autoridad municipal.