En Imbabura seis universidades ofrecen más de 70 profesiones

Ratio:  / 1
MaloBueno 

universidadesAl terminar el bachillerato los jóvenes de secundaria tienen que decidir cuál será la profesión que ejercerán por el resto de su vida, esta decisión es una de las más importantes para los estudiantes del país.

Hay adolescentes que prefieren estudiar su carrera universitaria en Quito, mientras que otros por situaciones familiares, económicas o de preferencia deciden quedarse en la provincia. En Imbabura seis universidades ofrecen más de 70 profesiones para elegir. Los estudios pueden ser en tres modalidades: Presencial, semipresencial y a distancia.

Los jóvenes que deciden formarse profesionalmente en clases presenciales deben reservar de cuatro a ocho horas diarias, según las materias que tomen, solo para el estudio en clase, además se debe apartar tiempo para la ejecución de trabajos autónomos y tareas.

También hay la oportunidad de estudiar en la modalidad semipresencial y asisten a clases los fines de semana, viernes en la noche, sábado y domingo. En esta modalidad se encuentra personas que trabajan durante la semana y buscan mejorar su preparación académica.

Los estudiantes de educación abierta y a distancia reciben todos los conocimientos por parte de los docentes a través de plataformas virtuales en las que se genera procesos de enseñanza y aprendizaje.

Lo importante es que al momento de escoger la carrera adecuada se tome en cuenta la disponibilidad de tiempo y recursos económicos para que otras actividades no interfieran con el estudio.

Otra de las cosas que se debe analizar al momento de decidir una de las carreras, es la necesidad que existe en el campo laboral en el área. Para esto las instituciones de educación superior realizan estudios de pertinencia de toda su oferta académica.

OPCIONES
En la provincia hay seis universidades en las que los estudiantes pueden optar por seguir su titulación de pregrado. La Universidad Técnica del Norte, UTN, ofrece a sus alumnos cuarenta opciones para conseguir su título de tercer nivel y tiene estudios en modalidad presencial y semipresencial.

Sus unidades académicas se dividen en cinco facultades que contienen entre tres y catorce opciones para estudiar. La Facultad de Ingeniería en Ciencias Aplicadas, Fica; Facultad de Ingeniería en Ciencias Agropecuarias y Ambientales, Ficaya; Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas, Facae; Facultad de Ciencias de la Salud, Fcsalud; Facultad de Educación, Ciencia y Tecnología, Fecyt.

Miguel Naranjo, Rector de la UTN, indicó que quienes estudian en la casona universitaria realizan constantes trabajos de investigación y vinculación con la comunidad. Además de educar a los alumnos en el sector académico se les da la oportunidad de formarse en los clubes de arte, deporte, tecnología, música, entre otros espacios.

La Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra, Pucesi, en su oferta 2016-2017 tiene ocho escuelas en las que existen 13 carreras. La Escuela de Ciencias Agrícolas y Ambientales, Escuela de Empresas Turísticas y Hoteleras, Escuela de Negocios y Comercio Internacional, Escuela de Diseño, Escuela de Arquitectura, Escuela de Ingeniería, Escuela de Jurisprudencia y Escuela de Comunicación Social.

En las aulas de la institución de educación superior se forman tres mil estudiantes, aproximadamente, cada semestre, su formación es en modalidad presencial.

Nancy Ulloa, coordinadora de la Unidad de Comunicación Institucional, dijo que la universidad entrega educación de calidad a sus estudiantes y que adicionalmente ayuda a la formación personal a través de principios y valores, para que en su futuro profesional se desempeñen con ética en el campo laboral.

Dentro de cada pensum académico se tiene materias humanísticas con el fin de que los jóvenes fortalezcan lo que sus padres les enseñaron en sus hogares.

En la Universidad Regional Autónoma de los Andes, Uniandes, los estudiantes son formados disciplinariamente para que lleven valores como el de la puntualidad al campo laboral.

Lenin Burbano, director de Uniandes Ibarra, manifestó que el objetivo de la institución es que los estudiantes estén convencidos de su futura profesión y que realicen sus tareas y trabajos con convicción y ahínco.

En el centro de educación hay seis carreras: Administración de Empresas y Negocios, Contabilidad Superior y Auditoría, Derecho, Empresas Turísticas y Hoteleras y Sistemas, los estudiantes pueden optar por las modalidades presencial y semipresencial.

En el Valle del Amanecer la Universidad de Otavalo tiene como misión garantizar calidad en la formación integral y continua de profesionales, a cuyos conocimientos científicos técnicos, se aúna la formación humanista, solidaria y creativa, que integrada al impacto de los procesos de investigación y vinculación con la sociedad, contribuyan al desarrollo sustentable local, regional y nacional.

Las carreras que están en su ofertan son: Derecho, Administración de Empresas, Comercio Exterior y Finanzas, Diseño Gráfico, Desarrollo Social y Cultural, Ingeniería en Informática y Turismo. Una de las características de esta casona universitaria es el vínculo fraternal entre estudiantes, docentes y directivos.

La Universidad Técnica Particular de Loja tiene tres centros de educación a distancia en el exterior y 82 en el país, en la provincia hay dos oficinas, una en Ibarra y otra en Otavalo.

A través de su sistema de formación permiten que aproximadamente 850 personas se eduquen en las 19 titulaciones que ofertan en las áreas: Socio humanística, Técnica, Administrativa y Biológica.

Edgar García, coordinador de UTPL Otavalo, comentó que es importante que en esta modalidad exista diálogo didáctico entre el profesor y el estudiante para que el joven aprenda de forma independiente y colaborativa.

Este sistema de formación profesional permite a los alumnos poder estudiar y trabajar, ya que dos veces al semestre deben presentarse para las evaluaciones y lo demás es trabajo personal, de investigación con tutorías virtuales.

Luis Farinango, profesional en psicología, dijo que es importante que los estudiantes decidan bien la carrera que van a seguir, y que es necesario recibir ayuda por parte de un orientador desde las instituciones de educación secundaria.
“Hay que decidir bien la universidad y la carrera”.