820 estudiantes inician un nuevo año académico en Yachay

04:12 769 hits

820 estudiantes inician un nuevo año académico en Yachay

Ratio:  / 0
MaloBueno 

yachayURCUQUÍ. Ilusión y expectativa de lo que vendrá en este año académico hubo en las instalaciones de la Universidad del Conocimiento.
Nuevos rostros y el comienzo de grandes amistades se forjan junto con los sueños y aspiraciones que cada uno de los jóvenes forma en su mente y su corazón.

Los objetivos profesionales de 820 jóvenes estudiantes se respiran en la universidad y sus objetivos son las metas que quieren cumplir para culminar un período clave de sus vidas.
Las habitaciones de los estudiantes están listas para iniciar el nuevo período académico.
Camas, electrodomésticos, vajilla, ollas, lugares de estudio, entre otros artículos de hogar y dormitorio serán, junto a sus compañeros, lo que compartirán hasta que lleguen las vacaciones y regresen a sus casas.
En algunos estudiantes el nerviosismo late en sus expresiones faciales. Se observan emociones de intriga y miedo, pero en el fondo late el corazón luchador de los nuevos universitarios.
Los días cambian desde su entrada a la casona universitaria, en las mañanas escuchan el cantar de las aves y el susurrar del viento, pero ya no será el llamado de mamá a desayunar o el regaño del padre por no levantarse pronto, el reto de tener buenas calificaciones y lograr su título de tercer nivel.
Deben preocuparse por cuidar sus cosas, ropa, alimentos y materiales de estudio e investigación, porque la autoridad familiar no está presente en físico para controlar, pero en espíritu estará pidiendo a la Divinidad por el bienestar de sus hijos que comienzan la nueva etapa estudiantil. Las llamadas y comunicación vía internet serán intensas para intentar llenar el vacío de las familias que se separan momentáneamente.
Su alimentación en la mañana la preparan con rapidez para no llegar tarde a las clases donde su hambre y sed de conocimiento será saciada con el saber de los profesores, las preguntas de los compañeros y la ciencia y conocimiento de los libros.
Alrededor del mediodía, después de alimentar la mente, sus cuerpos reciben las proteínas y vitaminas necesarias para la jornada de estudios que no termina.
Por la tarde los laboratorios de Yachay están llenos de espíritus juveniles que realizan proyectos de clase y personales para adquirir experiencia práctica de lo aprendido en teoría.
La creatividad es necesaria para producir conocimiento y generar investigación, pero esta la conseguirán con la pasión por la lectura y con el saber escuchar, para aprender la ciencia impartida en las clases interactivas y poner en práctica los conocimientos en los laboratorios.
Después de una extenuante jornada de trabajo, los alumnos de la Ciudad del Conocimiento tienen tiempo libre que utilizan para generar espacios de interacción social con momentos de deporte, juegos y compartir.

En las noches la visita a los “vecinos” es común para relatar historias de sus hogares, amigos y amores. Sin olvidar que hay reglas que cumplir en la convivencia y en el tiempo de descanso.

INAUGURACIÓN
En los pasillos, aulas y casa de los estudiantes hay rostros de preocupación de algunos padres por ser la primera vez que sus hijos se separan de su hogar. Los 215 nuevos estudiantes que se integran a la universidad, pertenecen a la generación 2020 y serán la tercera promoción de la institución académica.
Algunos jóvenes ingresan al escenario sin la presencia de sus padres, pero con sus objetivos bien cimentados y con carácter y a paso firme empezaron el nuevo tiempo académico.
Un desfile de trajes de gala a la entrada del acto de inauguración da realce al evento, estudiantes, padres de familia y docentes, bien presentados, se preparan para el aprendizaje que se recibe en cada una de las ponencias.
Docentes, universitarios y padres de familia participan en la inauguración del tercer periodo académico.
Uno de los discursos más esperados en el acto solemne es el de Robert Grubbs, premio Nobel de química 2005, El investigador busca explorar oportunidades de colaboración con la institución académica.
Grubbs se muestra amable con todos los presentes en el evento, con simpatía se gana los aplausos en un discurso que inspira en los estudiantes el deseo de ser los mejores.
Una clase magistral de historia, ciencia y tecnología mantiene la atención de los presentes.
La situación de la investigación ecuatoriana, en crecimiento, y la adaptación de la ciencia, ingeniería y transferencia de tecnología al país.
“Bienvenidos a su nuevo hogar, a su alma mater”, son las palabras con las que José Andrade, rector interino, inicia su discurso. Los jóvenes tienen la oportunidad de construir caminos en su país. La presentación de los docentes, autoridades y administrativos es aplaudida por la audiencia y en cada una de las ponencias la ilusión de estudiantes se hacen presentes con fuerza por la alegría de estar en la universidad.
Los sueños de los jóvenes se inspiran en cada una de las minibiografías que Andrade lee de los maestros que vienen de todas partes del mundo.
“Hoy Yachay Tech es más fuerte que nunca, gracias a su gente”. Con esta frase Andrade logra que los ojos de los nuevos estudiantes brillen.
La bienvenida a los futuros profesionales se realiza con solemnidad, cultura y educación, con el fin de que el nuevo reto que asumen lo terminen con la decisión de construir un nuevo y mejor país.