Ochenta niños y niñas de Urcuquí egresan de CNH

00:00 328 hits

Ochenta niños y niñas de Urcuquí egresan de CNH

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-11-foto-1Lucero Gonzaga, tiene 4 años, durante tres años junto a su madre recibió capacitación sobre educación inicial. Ella es parte de los 80 niños y niñas del cantón San Miguel de Urcuquí, que ayer egresaron del programa Creciendo con Nuestros Hijos (CNH).  


 
Fanny Pailiacho, educadora familiar, explica que el programa CNH, del Ministerio de Bienestar Social  (MIES), busca integrar a los padres y madres de familia en la educación no formal de sus hijos de 0 a 3 años, a través de la estimulación temprana. También se efectúan actividades lúdicas educativas, utilizando el arte y el juego para desarrollar sus habilidades y destrezas.
La facilitadora Geovana Játiva, desde hace tres años tomó a cargo la educación de Lucero Gonzaga. Un día a la semana visitaba la casa ubicada en el barrio Los Arupos en Urcuquí, donde le impartió los conocimientos y prepararla para la educación inicial.
Esta es una modalidad de atención alternativa, cuyo objetivo principal es alcanzar el desarrollo infantil integral. Educadoras y educadores familiares visitan a los padres para capacitarlos y promover el desarrollo de sus hijas e hijos en cada etapa del crecimiento. Para ello utilizan tres estrategias: atención individual, atención grupal, participación familiar y comunitaria.
Mirian Sánchez, madre de Lucero, dijo que este programa es bueno para el desarrollo de los niños. Comentó que dos hijos más se beneficiaron del programa Creciendo con Nuestros Hijos; el resultado se logra apreciar en la etapa escolar, donde el aprendizaje se los hace más fácil, destacó esta mujer que ayer lucía feliz con su hija Lucero, quien sabe contar, escribir las vocales y dibujar.    
En el cantón Urcuquí, siete educadoras familiares se encargan de la capacitación de los pequeños. El alcalde del cantón Julio Cruz, quien participó en la graduación agradeció a las educadoras y a los padres de familia, quienes se interesan por el bienestar de sus hijos.
La autoridad cantonal se dio tiempo para tomarse fotos con cada uno de los  graduados.
Esta misma actividad se desarrolló en la parroquia de Buenos Aires, donde 20 niños, niñas y sus padres culminaron esta etapa de aprendizaje. Por la distancia no se unieron a la ceremonia en la ciudad de Urcuquí.