El futuro es la economía del conocimiento

Ratio:  / 1
MaloBueno 

yachayURCUQUÍ. Amanda Tasipanta, una mujer con discapacidad llegó desde Puéllaro para celebrar los ocho años de la revolución ciudadana junto al presidente Rafael Correa, quien en su discurso mencionó que el futuro del Ecuador será la economía del Conocimiento.

SIMPATIZANTES. Ella fue parte de los miles de simpatizantes que desde varios puntos del país llegaron a Yachay a respaldar el proyecto ciudadano que cumplió ocho años. Ella comentó que gracias al proyecto social Manuela Espejo, a recibido ayuda para poder sobrellevar su discapacidad.

EDUCACIÓN.La economía del conocimiento será posible gracias a la educación, Somos el país que más invierte en educación, dijo el presidente, quien destacó que este proceso revolucionario, ha entregado 44 veces más becas que todos los gobiernos anteriores desde 1995.
Se han otorgado 10 mil .482 becas entre el año 2007 al 2014; mientras en el periodo 1995 –2006, se entregaron apenas 237.
El gran objetivo para el 2018 es que Ecuador, en la próxima evaluación de la UNESCO, se ubique como uno de los mejores sistemas educativos no solo en América Latina sino del mundo. Los actores principales de este plan son los estudiantes, maestros y padres de familia con quienes se trabajará en conjunto.
Queremos que las familias ecuatorianas ya no tengan migrantes en busca de nuevas oportunidades para sobrevivir. Ahora queremos que hayan migrantes, pero, en calidad de becarios.

DESAFÍOS. Ciencia, tecnología, talento humano, educación y cambio cultural, fueron las categorías que resaltó el Presidente Rafael Correa durante su discurso donde manifestó que Ecuador apostará por estos aspectos, como sus preocupaciones centrales.
Dijo que primera Feria Científica y de Innovación denominada “Innopolis- Conocimiento es libertad”, es parte de los nuevos desafíos par el Gobierno Central, que serán parte de la economía del conocimiento.

CAMBIO CULTURAL. El cambio cultural es un desafío”, expresó, el primer mandatario aseverando que la cultura de la excelencia es básica para construir lo colectivo dando un salto cualitativo de transformaciones.
Lo que realmente importa es este nuevo Ecuador que no permitirá que el pasado vuelva, manifestó, en un mensaje dirigido a los cientos de jóvenes y estudiantes que presenciaron el discurso desde este centro del conocimiento, un símbolo del nuevo país. “Hemos convertido al Ecuador en un país de oportunidades”, acotó con firmeza.
Y es que este proceso revolucionario, por ejemplo, ha entregado 44 veces más becas que todos los gobiernos anteriores desde 1995. Se otorgaron 10.482 becas en 2007-2014; mientras en el periodo 1995 –2006, se entregaron apenas 237.
Al inicio de este proceso, la recuperación del Estado fue edificándose al servicio de la ciudadanía. Y quizás el punto legal de partida fue la Constitución de Montecristi, a través de la cual fue consolidándose la democracia participativa y la política pública. Sin embargo, en los números y en los hechos, la política gubernamental fue mostrándose en aspectos necesarios que siempre fueron secundarios para los Gobiernos anteriores. Se logró reducir la pobreza nacional por ingresos en 15 puntos porcentuales; subir los niveles de igualdad, medidos por el Coeficiente de Gini, en 8 puntos; universalizar la educación básica; multiplicar por 3 las atenciones en el sistema público de salud; garantizar la gratuidad y consolidar la más alta inversión de América Latina en Educación Superior.