20-07-2018 | 00:13
(I)

Prótesis Imbabura cumple una labor que mejora la vida de las personas

El proceso para otorgar una prótesis gratuita es simple. Tras la valoración médica se toman las medidas y se define las características del usuario.

Ibarra. Prótesis Imbabura es de esas instituciones a las que se les guarda cariño y afecto. Su labor y servicio trasciende más allá de lo social. “Es una esperanza de vida y un nuevo renacer”. Así define Santiago Estévez, uno de los usuarios de la institución ibarreña.

Historia. Hace 10 años Santiago perdió su pierna izquierda en un accidente de tránsito. Literalmente este hecho le acabó su vida, pero fue en Prótesis Imbabura donde volvió la normalidad. Santiago tiene una prótesis que le permite llevar una vida común y corriente. “Trabajo con normalidad en una plantación en Tabacundo. Hoy en día mi vida es normal”, explica mientras es atendido por Jairo Collaguazo, técnico protesista y fisioterapeuta.

Esperanza. La historia de superación es similar a la de Hugo Angamarca. Aunque su adversidad fue más fuerte, Prótesis Imbabura le ayudó a su recuperación. “Hace 5 años sufrí una descarga eléctrica en Atuntaqui mientras estaba trabajando. Un amigo me trajo para acá. Al comienzo fue duro, pero me adapté rápido a las prótesis que me dieron aquí”, dice el hombre de 43 años y padre de tres niñas.

Santiago y Hugo no se conocen pero ayer fueron parte de la rueda de prensa que Prótesis Imbabura realizó. La oficialización de un convenio con el club Kiwanis fue el evento que los reunió.

Junto a ellos estuvo Rober y Katy Frank, los benefactores de la organización de ayuda social.

“Nuestro trabajo consiste en hacer prótesis y devolverle la alegría a las personas que necesitan uno de estos accesorios”, dice Robert. La iniciativa de la familia Frank inició por el enero de 2008. Desde aquel tiempo han ayudado a no menos de 30 mil personas de la región

Prótesis de pie, piernas, brazos, manos y rodillas son entre otras las ofertas que la institución ofrece.