José Daza: Yo serví a mi pueblo, no me serví de mi pueblo

02:32 1364 hits

José Daza: Yo serví a mi pueblo, no me serví de mi pueblo

Ratio:  / 1
MaloBueno 

dazaEl coronel José Daza, exalcalde de San Pedro de Pimampiro, cantón que está celebrando sus 34 años de emancipación política, administrativa y económica, visitó diario EL NORTE para entregar el saludo y referirse a declaraciones que entregó a este matutino, hace pocos días, el actual burgomaestre, Óscar Narváez.

¿Su presencia en EL NORTE es para responderle al alcalde Óscar Narváez?
A él nada. Yo creo que a quien debo dirigirme es a mi pueblo, a él me debo, no a ninguna persona en particular.

¿Pero, usted qué le desea al alcalde actual?
Él está en una administración de la cual yo aspiro que sea una de las mejores, que me iguale y me supere porque eso vendrá en beneficio de mi pueblo.

¿Quedan resentimientos?
Aquí no estamos para competir en personalidades, lo que estamos es para servir a nuestra gente. Resentimiento yo no creo que él tenga hacia nosotros, lo más importante es que él tenga la aceptación del pueblo y sinceramente eso es lo que más queremos, que sea un alcalde que todo el mundo lo recuerde por su carisma, por su sencillez.

¿Qué le dejó su carrera militar?
El afán que tuve al salir de las gloriosas Fuerzas Armadas a la cual con honor y dignidad me pertenecí por más de 36 años y en donde aprendí muchas cosas, es servir a mi país y a mi institución desde todos los peldaños.

¿Qué le puede decir a Pimampiro de su gestión?
Yo sí sabía a donde iba, porque habíamos planificado con todo un equipo y sabíamos qué era lo que teníamos que hacer, cuáles eran los ejes sobre los cuales teníamos que actuar.
Pero usted no vivía en Pimampiro...
Si bien yo no había vivido en Pimampiro, sí habíamos regresado continuamente a nuestra tierra y conocíamos perfectamente lo que quería el pueblo y las necesidades que debíamos atender.

El alcalde dijo que habrán algunos que le extrañen a usted “por los tragos que se tomaban los fines de semana”...
Ese punto no puedo permitir. Lo que sí debo decirle es que me compruebe, que sepa que durante toda la vida lo que más hemos cuidado en mi hogar, en mi familia es nuestra imagen.

¿Cómo se comportaba usted?
Como un burgomaestre responsable sí sabía cómo debía comportarme. Yo me había abstenido en todo el tiempo de mi gestión de hacer uso del licor y hoy le pido (al alcalde Narváez) que me compruebe, caso contrario yo tendré que lavar mi honra de forma legal.

¿A qué edad salió de Pimampiro?
Yo salí de la escuela a los 10 años y medio.
Luego tuve la satisfacción de ser un “Pancho” (estudió en el colegio San Francisco)...

¿Coincidencia con el alcalde Óscar Narváez?
Creo que sí, eso sí, pero el que marcó el camino en ese sentido fui yo. Fui abanderado del colegio, el mejor egresado y las enseñanzas del padre Benito, padre Félix, padre Rodolfo, marcaron mucho mi vida.

En comparación con la administración anterior, ¿qué resultado obtuvo?
Muy concreto. Con relación a la anterior gestión, nosotros habíamos cuadruplicado nuestra acción.

¿En concreto, qué porcentaje de su planificación se cumplió?
Fuimos tan eficientes que llegamos a un 96 % y prácticamente yo no terminé la gestión en 2014, sino en diciembre de 2013 porque nosotros habíamos ejecutado un 93 % del presupuesto.
¿Qué obra importante le dejó usted a Pimampiro?
Varias obras, son algunas, pero yo creo que el asfaltado de la carretera Juncal-Pimampiro que se hizo con el apoyo del señor Presidente Rafael Correa fue un acierto. Esa vía hace más de 30 años se había asfaltado y nunca se le dio el mantenimiento que era necesario.

¿Usted, siente que la gente de Pimampiro le extraña?
Yo creo que el poder es efímero. Desde muy joven en la vida militar ya tuve poder y sé que cuando estamos arriba seremos apreciados. En este caso, yo percibo las muestras de cariño y aprecio de la gente más necesitada, de los excluidos, de las personas de la tercera edad. Yo saludo con toda la gente con respeto y si no es cariño, entiendo que será una deferencia que la gente tiene hacia mi.

¿Las criticas a usted no le llegan?
Definitivamente no, porque cuando más alboroto hay es cuando uno más avanza. Sin embargo las críticas constructivas que sean bienvenidas.

¿Qué hizo usted en favor de Pimampiro?
Yo busqué posicionarlo dentro de nuestra provincia, de nuestra región, de nuestro país e internacionalmente y lo hemos logrado en muchos aspectos. Pimampiro tuvo su voz altiva y logramos respetabilidad para nuestro cantón.

Se dijo que usted salió de un cuartel a la alcaldía y que una vez terminado su periodo salió de Pimampiro...
No puedo negar, salí de un cuartel como un coronel de la República del Ecuador para ir a servir a mi pueblo de Pimampiro como alcalde. Yo serví a mi pueblo y no me serví de mi pueblo.
¿Qué le dice a su pueblo que está de fiesta?
Le auguro el mejor de los éxitos a sus administradores. Yo amo a Pimampiro y quiero que en este 26 de mayo el pueblo lo festeje con gusto, con satisfacción, con mesura pero con gran regocijo, valorando lo que hicieron nuestros próceres.

¿Volverá a la política?
Nunca debemos decir que si o que no. Simplemente cumplimos el rol que nos tiene preparado el destino.