22-03-2018 | 13:45

Malestar por Concesiones mineras en Cotacachi

    concesionesCotacachi.- La explotación minera es un fantasma que sigue rondando al cantón. Esta vez el problema se origina en la parroquia Cuellaje en la zona de Íntag. Desde ayer el territorio fue cerrado por sus moradores, que en forma de protesta han impedido el ingreso y salida de los productos agrícolas y de la actividad minera.

“Enami está realizando unos estudios acá. Y eso ha traído una serie de problemas especialmente la enemistad entre las familias”, destaca vía telefónica Julio Ruales, uno de los moradores de la localidad. De acuerdo con el informe de la página web de la Enami EP, un total de 37.182 hectáreas se entregaron en concesión, el pasado 3 de marzo de 2017. Las cuales constituyen un 80% del territorio de la parroquia Cuellaje, comunidad Playa Rica, y el 80% del territorio que forma parte del Bosque Protector Los Cedros.

“Somos la parroquia más productiva de la provincia. Sacamos naranjilla, tomate de árbol en grandes cantidades. Antes de permitir la concesión debieron hacernos un estudio socio económico. No estamos de acuerdo con esta situación”, agrega Ruales.

Sentir. Para Rolando Saavedra, presidente de la comuna Magdalena Alto, donde se asientan 40 familias (más de 160 habitantes), sostuvo que el bosque cercano a la comuna donde se va a explorar, tiene una variedad de flora y fauna endémica, especies como el jaguar, la rana cristal, el mono araña y otros, en peligro de extinción. El bosque protector Los Cedros y parte del bosque El Chontal son lugares de alta biodiversidad que están dentro de los sectores concesionados a empresas mineras.

Jomar Cevallos, alcalde Cotacachi reconoció que el 90% de la parroquia Cuellaje y gran parte de las parroquias de Apuela y Peñaherrera, incluido sus centros poblados, son parte del mapa de concesiones mineras ya adjudicadas. El pasado 1 de marzo Dany Andrade, jefe de Ambiente, Higiene y Salubridad, realizó una visita técnica a la empresa Agroindustrial El Corazón, que se dedica a la explotación de oro. Según el funcionario, se recibió una denuncia de contaminación a los ríos por parte de los moradores de las comunidades de Manduriacus, Magdalena y Río Verde.

Otro frente. El pasado martes 20 de marzo las organizaciones sociales, productivas y comunidades de la zona de Íntag en rueda de prensa rechazaron públicamente la firma del convenio realizado por el Presidente de la República y la empresa minera Codelco, para continuar con el proyecto minero Llurimagua.

El 80% del territorio de la zona de Íntag se encuentra concesionado y en trámite de concesión a empresas mineras.  Actualmente hay más de 12 000 hectáreas que se concesionaron para minería metálica a la Empresa Nacional Minera ENAMI, en la parroquia de Cuellaje.

Javier Ramírez y Marcelo Escobar son dos activistas ambientales que llegaron hasta la parroquia de Cuellaje para solidarizarse con los comuneros de esta localidad. Las protestas para este día seguirán, de acuerdo a lo anunciado ayer por los dirigentes de la parroquia.