La zona de Íntag (Cotacachi) busca ser una zona cafetera

Ratio:  / 0
MaloBueno 

cafeteraCOTACACHI. Detrás de una taza de café hay una historia forjada con trabajo duro. En la zona de Intag, cantón Cotacachi, 170 familias son parte de la Asociación de Caficultores “Río Intag” (ACRI), y otras 40 están en proceso de asociarse.

Desde 1998, esta asociación está impulsando la producción de café y busca convertir a Intag en una zona cafetera. La asociación acopia cerca de 1 300 quintales de café al año.

Rigoberto Piedra (71 años) y su esposa, Ceneida Piedra (57 años), empezaron a producir café y a entregar sus pedidos gracias a una pequeña olla para tostar el grano que les fue regalada por un amigo.

Ellos son fundadores de ACRI. Los esposos criaron a sus seis hijos gracias a la producción de café. Empezaron sembrando 500 matas de café en su terreno y en la actualidad cosechan tres hectáreas. Los esposos viven en el sector Pan de Azúcar e iniciaron la asociación con 17 personas más.

Ceneida viajaba por el país para vender la artesanía en cabuya que ella fabricaba y aprovechaba para llevar su funda de café para promocionarlo.
El 1 de octubre se conmemora en el mundo el Día Internacional del Café, y en la parroquia de Apuela se realizó un evento especial en dónde los jóvenes de la zona conocieron la cadena de valor del café.

“El evento fue orientado a los jóvenes porque queremos que vean el mundo de oportunidades que tenemos al rededor del cultivo de café”, reiteró el presidente de ACRI, Franklin Vaca.

Cerca de 200 estudiantes de la Unidad Educativa Apuela, entre ellos Lady Pastáz (13 años), escucharon las intervenciones de los invitados especiales al evento que se desarrolló la mañana del viernes. Algunos se interesaron, pero otros no.

Lady ayuda a sus abuelos a recoger la pepa de café cuando es tiempo de cosecha. Ella dice que le gusta esta actividad y la realiza en compañía de sus padres.

Sin embargo, uno de sus compañeros prefiere ser futbolista, pues dice que no le gusta trabajar la tierra.

El café se cultiva casi en toda la zona de Inatg. La ventaja de esta zona es la variedad de pisos climáticos.

ACRI está exportando pedidos a Japón, Canadá y Francia.

Vicente Quiguango (60 años), lleva sembrando café desde hace 13 años. Él y su familia se dedican a esta actividad. Don Vicente cultiva maíz, plátano y fréjol. Esto gracias a un método de producción denominado “la huerta”.
Nelson Betancourt, presidente del GAD-Parroquial de Apuela, explicó que “la huerta” permite a los agricultores sembrar otros productos frutales para no depender solo del café.

“Al momento que se tiene la huerta, se tiene variedad de producto tanto para la venta como para el consumo”, explicó. Esto evita el monocultivo. Los productos son comercializados en el mercado.