Inti Raymi: El baño ritual limpia el espíritu

Ratio:  / 1
MaloBueno 

ritualCOTACACHI. Este domingo a las 10:30 la Dirección de Cultura y Patrimonio realizará el baño ritual Inti Raymi 2016, en la Reserva Ecológica Cotacachi - Cayapas, laguna de Cuicocha.

Este ritual, por lo general, se lo realiza el 22 de junio, día del solsticio de verano.

Las cascadas, ríos y vertientes poseen sitios especiales donde se concentra la energía durante el año, y el baño ritual trata de captarlas a fin de cargarse de nuevas fuerzas, eliminar energías negativas acumuladas en el año y empezar así con la celebración del Inti Raymi.

En el caso de Otavalo, el baño se lo hacen en la cascada de Peguche.
El baño tiene un claro sentido de purificación y se vincula a los significados agrarios de la fiesta.

Desde este baño salen los músicos con la energía cargada por los espíritus del agua a danzar y a tocar durante toda la fiesta.

MÚSICA Y DANZA

En horas de la noche durante todos los días de celebración, el ambiente se inunda de música y por calles y chaquiñanes se podrán apreciar comparsas en la que se podrán ver pingullos, flautas y armónicas y la mayoría de los grupos tienen instrumentos de cuerda como guitarras y violines. Muy pocos grupos incluyen el rondador y en cambio, en algunos se aprecia la influencia moderna con el uso de melódicas.

Durante la danza, las notas musicales de los instrumentos tradicionales producen un éxtasis de fuerza y coraje sin límites, sentimientos profundos que se manifiestan en expresiones lingüísticas de júbilo como el ¡churay! ¡churay!, canto que invita a zapatear con fuerza y sin parar, ¡jari! ¡jari!, ¡kulun! ¡kulun!, entre otros.

Las comparsas al son de “san juanitos”, en cualquier momento ingresan a una casa, sin tener que solicitar permiso pues es un honor para sus dueños recibir la visita de estos grupos. Inmediatamente se forma un círculo de bailarines que gira alrededor de los músicos quienes permanecen tocando en el centro.

Al final de los cantos, la danza y la música, todos al salir de la casa que han visitado exclama un último ¡oooojaja!, que es una voz que denota cumplimiento, satisfacción y desahogo luego del ritual.