Cuatro días sin agua en El Ejido de Cotacachi

00:00 421 hits

Cuatro días sin agua en El Ejido de Cotacachi

Ratio:  / 0
MaloBueno 

aguaCOTACACHI. Cuatro días llevan los moradores del barrio El Ejido de Cotacachi sin agua. Un daño en el sector La Loma, en la comunidad de La Victoria en la parroquia Quiroga, es la causa del inconveniente que perjudica a unas mil 500 personas.

La situación es crítica, pues hasta el momento no se avizora solución definitiva. Ayer sobre las 14:00 los moradores del barrio, literalmente se tomaron el tanque de reserva que surte el líquido vital al resto del cantón.

Esto generó un impasse con miembros de la Policía Nacional, que trató de apaciguar los ánimos. La situación se complicó, pues un grupo de moradores del barrio, cerraron el tanque de agua que surte a varios sectores del cantón que en horas de la tarde se quedaron sin agua.

Barrios como La Banda y El Caliente se quedaron sin agua. Entre hoy y mañana se espera encontrar el punto fijo que causa el problema. “Se produjo una ruptura en la tubería, lo que se taponó con tierra, al momento toda la gente de Agua Potable, está trabajando en este aspecto” dice Édison Navarro, jefe de Comunicación de la Municipalidad.

El Ejido es el barrio más grande de Cotacachi en extinción, la mayoría de sus habitantes se dedican al comercio y a la agricultura. “necesitamos agua potable, no que vengan a decirnos que se va a construir una cancha de fútbol”, comenta Jenny Guerrero quien vive en la calle Manuel Larrea y Lucila Maya. sentir del barrio “El municipio lo que nos dice es aún no encuentran la solución.

El personal está trabajando pero sin solución hasta el momento”, dice Juan Carlos Camino, presidente del barrio. Pero puede no solo este sector presenta el inconveniente. El barrio Húmedo es otra de las zonas que se encuentran sin el líquido vital.

“Nos toca coger agua de esta acequia para el servicio higiénico”, dice Anita Morales, mientras coge agua en un tarro de un improvisado canal de agua que baja por toda la calle Manuel Larrea. El problema se amortigua un poco con la presencia de los tanqueros del Cuerpo de Bomberos quienes llegan hasta el barrio para dar agua. A pesar de ello el servicio genera malestar. “Necesitamos que vengan al menos tres veces al día y no solamente en la noche”, puntualiza Camino. Hasta el cierre de edición el problema continuaba.