Salsas de todo el planeta en la cocina de Cotacachi

02:32 468 hits

Salsas de todo el planeta en la cocina de Cotacachi

Ratio:  / 1
MaloBueno 

cocinaNick Rossicci es un Italiano que se erradicó en Ecuador, su vida está llena de sabores a nivel mundial, ha recorrido países de África, América y Europa, en cada lugar que ha estado, crea un nuevo producto.
África, Europa, América, Suramérica y el Caribe han sido residencias del italiano, en cada una de las zonas él se ha llevado un pedazo de sabor.

COCINA
La salsa peruana y su sabor picante fascinan a quienes se acercan a sus puntos de venta en Cotacachi, Ibarra y Quito. El comercio lo realiza cuatro veces a la semana en ferias de artesanías.
Los aderezos de fréjol negro son tradición del caribe y su sabor con galletas de sal y acompañado de arroz blanco hacen que su degustación sea agradable al paladar.
La salsa árabe es parte de las degustaciones y mientras se la consume se siente como se diluye en el paladar.
En aderezos mexicanos existe variedad de productos que se pueden degustar con todo tipo de alimentos, una salsa de chile se puede acompañar con fréjol, mientras que una de pimienta con carnes a la plancha.
El gusto de probar la salsa italiana con el fuerte aroma de la pimienta acompaña los alimentos a base de sal y con el espagueti es muy difícil poder resistirse.
La riqueza alimenticia de los chochos con tostado se puede degustar a diario con galletas de sal. Y en un solo bocado se siente el clásico alimento.
En las mañanas se levanta muy temprano para producir los productos que tiene a la venta en Imbabura y Pichincha, además de las salsas realiza salchichas italianas, chorizos, salamis y cortes de carne de cerdo, los prepara desde su domicilio.
Los alimentos que oferta el gastrónomo se pueden adquirir por peso y depende de la materia prima del producto para conocer el valor. En salsas se encuentra precios desde cinco hasta siete dólares. Su plaza más fuerte para vender es Quito.
Las ferias en las que comercia su artesanía sostienen su economía, el negocio va creciendo y hoy tiene trabajando un joven con él. “Lo mejor de todo es que disfruto mi trabajo me fascina cocinar”.
Rossicci ha ganado premios a nivel nacional e internacional, obtuvo el galardón a la mejor cocina en los Estados Unidos, manifestó que restaurantes muy reconocidos en Italia son de su familia. Sus parientes más cercanos se dedican a la cocina.
El ser chef le ha permitido conocer a muchas personas famosas y está feliz de vivir en Ecuador por la tranquilidad que se respira en los alrededores.