Día de huacchas, una oportunidad para compartir con los difuntos

Ratio:  / 0

p13Natabuela.- El día de huacchas o huérfanos en español, es tiempo para compartir los alimentos con las almas de los fieles difuntos y también intercambiar entre los familiares que están en las tumbas de sus fallecidos.  

 

Rito ancestral.- Este rito ancestral que practicaba el pueblo Natabuela al siguiente día de la Pascua de Resurrección, se perdió hace veinte años.

Los antiguos pobladores de  esta etnia que está asentada en los cantones de Ibarra y Antonio Ante, en las primeras horas de la mañana acudían al cementerio a ofrecer plegarias a sus seres queridos que partieron del mundo terrenal y a compartir alimentos.  La expresión de los antiguos, era que así como compartieron la fanesca en la tierra, también las almas necesitan sus alimentos.

Se recupera tradición.- El sacerdote Ruperto Colimba, de la etnia Natabuela, desde hace cinco años con algunos feligreses volvió a retomar esta costumbre. Es así que el pasado lunes decenas de feligreses de la parroquia Natabuela, se congregaron en el cementerio para escuchar la misa en honor a las almas de los fieles difuntos. Una vez cumplida la ceremonia religiosa y elevadas las plegarias, las familias compartieron los alimentos con todos los asistentes.

Se convidaron alimentos como: papas, mote, fréjol,  tostado, choclos, queso, fritada, pollo, pan y plátanos, entre otros.

Alcaldesas. Las alcaldesas del pueblo natabuela, de los sectores de El Coco, Gabriela Chasiguano y de Los Tanques, Luz María Manrique, estuvieron presentes en la ceremonia con sus vecinos y comida para compartir. María Isidora Sanipatín, estaba emocionada que está tradición en la que siempre participaba se haya retomado ya que es una forma de estar en contacto con las almas de los difuntos, dijo.