Agua: 40 mil beneficiados

05:00 1399 hits

Agua: 40 mil beneficiados

Ratio:  / 0
MaloBueno 

agua-potableEn Antonio Ante se inauguró una planta de tratamiento que proveerá de agua potable a aproximadamente 40 mil personas en el cantón, la obra se inició en el 2008 en la administración de Richard Calderón y la finaliza el actual alcalde Fabián Posso.


El agua que se trata se bombea desde Perafán a una velocidad de 50 litros por segundo hasta el sector de Santa Marta y a través de un segundo bombeo se llega a la planta de tratamiento.
La sede de la edificación es en la comunidad rural de Yanaloma, parte de San Roque, desde este espacio se repartirá el líquido vital a las parroquias de San Roque, Chaltura, Imbaya, Natabuela, Andrade Marín y Atuntaqui.
La obra tiene un costo aproximado de tres millones y medio de dólares financiados a través del Banco del Estado y el 50% no es reembolsable, la otra mitad es pagada por la Municipalidad. La Prefectura y el Municipio de Cotacachi aportaron a esta obra.
En el evento estuvieron presentes autoridades locales, provinciales y parroquiales, los comuneros por agradecimiento a todos quienes hicieron posible esta obra, presentaron números artísticos y culturales a los sectores en los que residen.
La entrega de medianos, cuyes, gallinas, choclos, papas, frutas, maíz y más comestibles que se producen en la zona se entregó a quienes presidieron la mesa directiva.
Los técnicos de la Empresa de Agua Potable de Antonio Ante realizan las instalaciones en los hogares, pero para esto los moradores deben cancelar entre 60 y 70 dólares. En las comunidades rurales hay personas que se mantienen con lo que cosechan en sus tierras y dijeron no tienen para pagar. Por parte de las autoridades se buscará una solución.
En el sector donde está la planta de distribución hay personas que no tenían agua. Humberto Maldonado, que creció en la zona de Yanaloma, manifestó que para tener agua de consumo humano era necesario caminar más de tres kilómetros y como mínimo tres viajes al día.
Cuando se lavaba la ropa los moradores del sector debían llevar a la espalda su vestimenta sucia y de regreso para que se seque en su hogar y pesaba más.
“El agua es un tesoro en nuestras comunidades”, dijo Alberto Montalvo, presidente de la comunidad La Esperanza. Los dirigentes se mostraron agradecidos por la culminación de la obra e indicaron que necesitan mayor atención en los accesos a sus domicilios y los servicios de transporte. En grupos irán con propuestas a la Alcaldía.