El arte precolombino predomina en caretas

00:52 549 hits

El arte precolombino predomina en caretas

Ratio:  / 1
MaloBueno 

mascarasANTONIO ANTE. La Careta de Oro, es el máximo galardón del concurso de comparsas de la fiesta de Inocentes y Fin de Año, que se realiza en Atuntaqui. Los trofeos fueron creados y elaborados en  el “Taller de Arte Germán Potosí e Hijos” de San Antonio de Ibarra.    

Fredy Potosí, explicó que la propuesta y diseño de las caretas fue acogida por los directivos de la Corporación 31 de Diciembre, institución que organiza la fiesta de Inocentes y Fin de Año en Atuntaqui. Mencionó que las máscaras fueron talladas en madera de cedro con motivos precolombinos  con una temática moderna. Comentó que la careta de oro, como su nombre lo indica está cubierta con una lamilla de oro, lo mismo la de plata y bronce. Además, tallaron las máscaras pequeñas que se entregan a todos los participantes.
Dijo que la elaboración de esculturas es una herencia familiar que su padre lo inició hace más de 50 años. Oficio que fue heredado por sus hijos quienes continúan con la tradición. El taller está ubicado en la calle Daniel Reyes entre 27 de Noviembre y Bolívar.  

 

BAILE DE DISFRACES
 En el año 2009 los directivos de la Corporación 31 de Diciembre y sus integrantes decidieron volver a realizar el baile de disfraces. Esta actividad en la que el único requisito para participar es llevar un disfraz se cumplirá el próximo sábado 9 de enero de 2016 a las 20:00, en la Plaza Libertad de Atuntaqui.
En esta fiesta se entregarán las caretas de oro, plata y bronce que fueron elaboradas en el taller de la familia Potosí a los triunfadores del desfile de comparsas.
La orquesta “Bayana Banda” hará bailar a los participantes.

FIESTA ÚNICA
La Corporación 31 de Diciembre es la institución que se encarga de organizar la Fiesta de Inocentes y Fin de Año que en el año 2007 fue declarada Patrimonio Intangible e Inmaterial del Ecuador.
Datos históricos dan cuenta que en 1930 un grupo de empleados de la Fábrica Imbabura decidió disfrazarse con trajes y caretas para pregonar sus testamentos y sátiras en las esquinas de las calles.
“Se movilizaban sobre un burro y siempre conseguían llamar la atención con sus testamentos en rima, chistes, anécdotas y sátiras sobre acontecimientos de la época. Sobre el animal colocaban un monigote que representaba el Año Viejo y así se paseaban desde el 28 al 31 de Diciembre”. Esta festividad  la vivieron desde el pasado 26 de diciembre con el tradicional “bando”, continuó con la “agonía de papá” y terminó con el evento de mayor trascendencia como fue el “desfile de comparsas” el 31 de diciembre en la tarde, donde cada institución expuso el talento humano y artístico, plasmado  en una comparsa. La jornada terminó con la quema del año viejo en la Plaza Libertad.