Alcaldesas indígenas asumieron el mando

00:00 668 hits

Alcaldesas indígenas asumieron el mando

Ratio:  / 0
MaloBueno 

portadilla-canrtonesLuz María Clara Manrique y Gabriela Chasiguano, son las alcaldesas indígenas que fueron acogidas en el Consejo de Alcaldes del pueblo Natabuela.


La misa de las vísperas en honor al patrono de Natabuela, San Francisco de Asís, fue escogida para que Luz María y Gabriela reciban el bastón de mando y pasen a formar parte del Consejo de Alcaldes del pueblo Natabuela, que por siempre lo han integrado hombres.
Antes de las 19:00, del pasado sábado, el Gobernador Miguel Sanipatín, quien es la primera autoridad de este grupo étnico que está asentado en las parroquias de San Antonio de Ibarra, Chaltura, Natabuela y Andrade Marín, llegó a la iglesia parroquial. A sí mismo lo hicieron los alcaldes, liderados por el Alcalde Mayor, Raimundo Gómez, del sector 12 de Diciembre, Manuel Tixilima, de la Flores Vásquez, Vicente Cualchi, del Palto Jerusalem, Miguel Farinango, de San Vicente y Pucahuaico, Segundo Cuascota, de El Coco, Teodoro Potosí, de Los Óvalos, Alfonso Carrera de San Miguel de Catabamba y Francisco Manrique, de La Encañada. Cada uno de ellos vestía su tradicional y única vestimenta; pantalón blanco, camisa del mismo color bordada en el pecho, cobijados por el poncho de colores rosados, fuccia, amarillo, morados y otros que lo hacen vistoso y sobre su cabeza el sombrero grande color blanco. Por su parte las mujeres vestían el tradicional anaco color negro, blusa bordada, fachalina, en el cuello lucían hualcas de tono amarillo, y no podía faltar también el sombrero. En el intermedio de la misa donde se destacó la vida de San Francisco, fue el momento donde el gobernador Miguel Sanipatín, entregó el bastón de mando a las dos mujeres y las posesionó como las nuevas alcaldesas que por primera vez es ocupado por mujeres. Él además de destacar su nominación las conminó a trabajar por el adelanto del pueblo Natabuela.
ROL DE LA MUJER
El acto se centró especialmente en la mujer y el papel que desempeña en la sociedad como dadora de vida y enseñanza. Cómo líder espiritual y moral de las comunidades. Allí, también fue la oportunidad para agradecer a los ancestros, a Dios, en espera de una mejor calidad de vida para los descendientes.
A quien se le entrega el bastón de mando, no se le entrega un poder para ejercerlo a su libre albedrío por encima de las leyes, usos, costumbres y tradiciones, sino que tiene un cargo y debe tener un camino acorde al respeto del misticismo indígena, expresó el párroco Amado Carranco.
Debe respetar la responsabilidad, siendo el bastón el símbolo a través del cual la comunidad le recuerda que tiene una responsabilidad y no debe desviarse hacia una ruta contraria a la que le señala la voluntad del pueblo, mencionó Rocío Cachimuel, presidenta de la FICI, quien también avaló esta ceremonia de entrega del bastón de mando y posesión.
 OBJETIVOS
Gabriela Chasiguano, es ingeniera en sistemas, trabaja como docente en el instituto 17 de Julio. Dice que su reto es unir al pueblo Natabuela para retomar la participación y desarrollo que consiguieron a través del trabajo colectivo.
Otra aspiración es consequir que los jóvenes natabuelas vuelvan a sus raíces y se sientan orgullosos de su descendencia.
Luz Maria Manrique, quiere retomar las mingas y la realización de las fiestas religiosas, que con el tiempo han ido desapareciendo.
El cargo de las dos alcaldesas es por sucesión.