Voluntarios donan su tiempo

00:29 333 hits

Voluntarios donan su tiempo

Ratio:  / 0
MaloBueno 

tiempoANDRADE MARÍN. Once voluntarios de 7 países de la empresa Telefónica Movistar desarrollaron un proyecto comunitario en la parroquia de Andrade Marín, del cantón Antonio Ante. Con este plan se benefician 600 jóvenes de Imbabura.


Luis Fernando Vallejos, coordinador nacional de los proyectos de adolescentes innovadores de Fundación Telefónica, mencionó que “Vacaciones Solidarias Internacionales” es un proyecto de Fundación Telefónica Movistar, en el que voluntarios de distintos países, donde opera la telefónica donan sus vacaciones para aportar con sus conocimientos, su tiempo en proyectos sociales de ayuda a la comunidad.
Dijo que en este año 2015, el proyecto ganador que recibió a los once voluntarios a nivel mundial es Awashpa Yuyaykuna (tejiendo ideas), presentado por la Fundación Investigación, Psicología y Comunidad, (IPC), que se implementó en el Centro Cultural Llaktapark Ushay, en Andrade Marín.

 

VOLUNTARIOS
Esta actividad inició el 31 de agosto y culminó el  pasado 11 de septiembre de 2015. Los once voluntarios que provienen de países como: España, El Salvador, Perú, Colombia, Brasil, Argentina y Uruguay  realizaron diversas actividades de intercambio cultural, educativo, artístico y adecuación del espacio físico del inmueble para mejorar este espacio de encuentro.    
Patricia Menendez, voluntaria de Telefónica de El Salvador, mostró su alegría de haber podido visitar Ecuador y ayudar a la comunidad.  Hemos trabajado con palas, cemento, tierra y pintura para reconstruir el inmueble, dijo.
 A través de estas actividades se fortalecerán los vínculos de trabajo y generar bienestar en la comunidad de Andrade Marín.

Actividades desarrolladas

“El muro que habla”, se rehabilitaron espacios físicos  mediante la construcción de un cerco realizado con barro, botellas  recicladas y una escultura de alto relieve y graffittis.
 “Salas Vivas”, para actividades de serigrafía, uso de la tecnología  para fines educativos, de lectura, pintura y escultura. “El techo que protege”, rehabilitó el techo del Centro Cultural y  “Mi Huerta”, fomenta la agricultura orgánica.