La fe prevaleció en el pregón

00:35 449 hits

La fe prevaleció en el pregón

Ratio:  / 0
MaloBueno 

p11La fe y devoción estuvieron presentes en el pregón de fiestas en homenaje a Santa Marta, patrona de la ciudad de Atuntaqui.   

PARTICIPACIÓN. Uno de los barrios que demostró unión y amor a su patrona fue el barrio San Vicente. Un grupo de aproximadamente 100 personas, entre  la agrupación “Nocheros Cayambeños”, familias del barrio y la reina del barrio, luciendo un traje típico, realizaron una buena presentación, que enalteció la fe de este pueblo católico.
La presidenta del barrio, Lourdes Villegas, explicó que con la colaboración de auspicios se pudo participar en el pregón, al no contar con presupuesto, utilizan el ingenio y los recursos que están a la mano. Comentó que la siguiente actividad de este sector de aproximadamente 210 familias, se centra en la organización de la misa de vísperas, que les corresponde el sábado 1 de agosto, a las 18:30, en la iglesia del barrio. La programación consta de la procesión a este lugar con la imagen en andas, acompañados de la banda de pueblo y el lanzamiento de voladores que anuncian la fiesta en su apogeo. Esta actividad  se replica en todos los barrios de Atuntaqui, desde el 21 de julio al 1 de agosto.

HISTORIA DE LA SANTA.  La imagen de Santa Marta sin “h”, según consta en la Biblia “Marta hermana de Lázaro”, fue traída  por los padres Franciscanos entre los años 1560 y 1570,  hasta la iglesia matriz de Atuntaqui,  ésta sostiene en su mano derecha una jarra de agua, por lo que se la considera como patrona del agua y autora de varios milagros, en su mayoría relacionados con la dotación del líquido vital. Por esos tiempos moradores de Atuntaqui, excepto los que habitaban en el sector de Anafo, no contaban con agua para su alimentación  y sembríos, por lo que  llevaron a la Santa para que intercede por sus peticiones mediante misa campal, desde ese día “de los ojos secos, empezó a brotar agua cristalina y dulce”, dicen los más antiguos que desde aquella época. Santa Marta de Atuntaqui, es el nombre que lleva como parroquia eclesiástica, la cabecera cantonal de Antonio Ante, perteneciente al antiguo corregimiento de Otavalo, por esos tiempos, indígenas de Agualongo de Paredes acudían al templo parroquial a suplicar por agua, el sacristán solía encontrar la imagen con los pies mojados.