16-09-2018 | 00:03

Recuperar los valores es el objetivo de Nadia

Para Nadia Torres un buen ibarreño debe ser responsable, carismático, honesto y amoroso. Ella desearía acabar con la discriminación social.

Ibarra. Nadia Torres es la quinta candidata a la corona a Reina de Ibarra. La ibarreña, de 19 años, tiene como objetivo principal el trabajar para recuperar los valores que se han perdido en la juventud del cantón.

Un sueño. “Uno de mis sueños siempre ha sido ser Reina de Ibarra. Desde pequeña sabía jugar con los tacos de mi madre. Ahora se ha sumado otro que va de la mano con lo que amo hacer y es el de llegar a ser Fiscal”, manifestó Nadia Torres al preguntarle sobre sus sueños que ha tenido desde que era una niña.

Significado de una Reina. “Para mí una reina es un ícono y una figura pública. No es solo belleza, sino inteligencia y dedicación a su pueblo, una reina no está para que le sirvan. Una reina está para servir a su ciudad”, dijo la joven ibarreña.

Cualidades de un ibarreño. Para Nadia un ibarreño debe ser carismático, responsable, honesto y sobre todo muy amoroso.

Colores. Al preguntarle sobre tres colores favoritos y el significado de cada uno para ella respondió: “El blanco porque significa paz y tranquilidad, el rosado por ser un color que transmite delicadeza y amor; y el negro por ser fortaleza y misterio”.

Además dijo que le encanta combinar el rosado con el negro porque representa a una mujer y porque a veces pueden ser tan frágiles como una rosa o tan duras como el tono negro. Todo depende del estado en el que se encuentren.

Lo más impactante. “Desde que empecé a trabajar en la Unidad Judicial Penal el día a día a sido lo más impactante. Ahora veo muy de cerca una realidad de la sociedad”, dijo la aspirante al reinado.

Un deseo. Si pudiera tener un deseo la candidata desearía eliminar la discriminación y que todas las personas sean unidas como un solo grupo.

Su plan. “Quiero enfocarme en la juventud porque son ellos el futuro de nuestra ciudad. Esto mediante campañas para recuperar los valores que se han perdido”, finalizó Nadia.