26-07-2018 | 00:00

Ordenanza sobre las mascotas no se aplica en Ibarra

Encontrar desechos de las mascotas en Ibarra es muy común en las veredas, parques, calles y otros sitios. Parte de la convivencia armoniosa es la responsabilidad.

Ibarra. La Municipalidad de Ibarra cuenta con una ordenanza que fue construida en marzo de 2012 sobre la tenencia de mascotas, donde en uno de sus artículos manifiesta que hay multas para quienes no recogen los desechos de sus perros, pero no se la aplica.

Según Claudio Vaca, representante de Fauna Urbana, aplicar las multas es muy difícil.

Indicó que existe un vacío legal contradictorio al tema sancionatorio, ya que para ciertas actividades no existe penalidad, solo un llamado de atención.

“Con la colaboración de la sociedad civil se ha construido una nueva ordenanza y la que se analizará en el concejo sobre el tema sancionatorio”, dijo Vaca.

Explicó que existe una resolución administrativa establecida en el parque Ciudad Blanca, donde hay sanciones para las personas infractoras del excremento de las mascotas, la responsabilidad de recogerlas y disponerlas en lugares adecuados. La multa es de 80 dólares pero tampoco se aplica, pero cuando entre en vigencia la nueva ordenanza se cumplirá.

“Es muy complicado con los excrementos en los espacios públicos determinar si un perro tiene o no propietario”, añadió Vaca.

Para esto también se ha trabajado en la nueva normativa de la identificación de mascotas con un programa que empezará en 2019 para poder generar un catastro y determinar la propiedad de un animal hacia una persona.

Propuesta. En la nueva ordenanza que se está proponiendo hay una sanción para quienes no recogen los excrementos, la infracción es de un salario básico más 200 horas de labor comunitario.

Para Vaca aplicando esta ordenanza la gente se podría educar y sensibilizar para que asuma responsabilidades de propiedad.

Mencionó también que están organizando un programa de educación y sensibilización, que ayudaría para dar a conocer a la gente que hay una nueva norma.

Además, se prevé que la primera o segunda semana de agosto la ordenanza pase a la comisión pertinente y después iría al concejo municipal para su discusión.

Espacio. En la zona de agility que se inauguró recientemente por el Municipio de Ibarra y que beneficia principalmente a las mascotas, se colocarán siete tachos de basura para que la ciudadanía deposite los excrementos.

Por la época de vacaciones Yulyeth Carpintero acude con su perrita ‘Nina’ de siete meses a un curso de entrenamiento. Aseguró que siempre anda con fundas para recoger los desechos.

La tenencia adecuada de animales de compañía se regula en Quito por la ordenanza 048. La norma establece que “las personas que conduzcan perros y otros animales domésticos y de compañía, deberán adoptar las medidas necesarias para evitar que estos depositen sus deyecciones en la aceras, jardines, áreas de circulación, pasajes, calles, y en general, en el espacio público de dominio municipal”.