11-03-2018 | 15:38

'Mani', un dispositivo ortopédico que se inventó para cambiar vidas

    maniIbarra.- Hero (Héroe), una fundación  que nació  en Ibarra con el fin de brindar ayuda social, fabricó a ‘Mani’, un dispositivo ortopédico tipo manilla que ayuda a las personas que tiene algún tipo de problemas en sus extremidades superiores a realizar múltiples tareas.

El beneficiado. Jostin Obando, un niño carchense de 12 años de edad, nació sin sus dos antebrazos. Él siempre  necesitó de la ayuda de su madre para realizar varias tareas, una de ellas era alimentarse. Sin embargo, la vida de este pequeño dio un giro de 180 grados, cuando conoció a Sebastián Arroyo y al grupo de jóvenes innovadores que forman parte  de la Fundación Hero Ecuador.

El pequeño se benefició con ‘Mani’, un dispositivo ortopédico, que forma parte de los productos que se fabrican en esta fundación.

Ahora, además de poder alimentarse por sí solo, también puede escribir, pintar y  utilizar un teléfono celular, gracias a este aparato.

mani 3
 
Prueba de ‘Mani’.  Jostin y Norma Mayanquer, su madre, viajaron a Ibarra  desde la parroquia La Libertad, sector que pertenece a la ciudad de El Ángel, Carchi.  

El objetivo, que el pequeño de 12 años de edad  pruebe este aparato ortopédico.

Ante la presencia de su progenitora  y un equipo de Diario EL NORTE, Sebastián y Kléber Castro, quienes forman parte del proyecto, colocaron el dispositivo en el brazo del pequeño. En ese momento, Jostin realizó algunas tareas. Por ejemplo, utilizó una pequeña cuchara para  alimentarse por sí solo y también  un esfero para escribir el nombre de su madre.

Norma Mayanquer solo se dedicó a observar en silencio las tareas que realizaba su pequeño y agradeció a quienes crearon y obsequiaron ‘Mani’ a su pequeño.

Emprendedor.  Sebastián Arroyo, ibarreño de 27 años de edad, quien estudió ingeniería mecánica en la Universidad de las Fuerzas Armadas -ESPE-, está al frente de la fundación. Él explicó que ‘Mani’, primero, fue realizado en impresión 3D y posteriormente se colocaron dos pinzas que sujetan cosas como cucharas, esferos o colores y también posee un imán especial que puede sujetar un teléfono celular.

Sebastián quiere continuar con esta labor y que más personas se vean beneficiadas con los productos que ellos crean y fabrican en impresión 3D.