27-08-2018 | 00:25
(I)

Los radiotécnicos, entre la inquietud y la esperanza

En lo que sí coinciden quienes se dedican a esta actividad, es que “en la actualidad existen aparatos que tienen menor tiempo de vida útil”.

Ibarra. En la actualidad, la tecnología está avanzando en forma acelerada y existen profesiones que estarían en riesgo de desaparecer en los años próximos. Una de ellas es el servicio que ofrecen los radiotécnicos, personas que se dedican a la reparación de equipos tecnológicos, entre ellos: cámaras fotográficas, televisores, equipos de sonido, controles remotos.

Recorrido. Un equipo de Diario EL NORTE recorrió el centro de la urbe, para saber qué mismo puede llegar a pasar con este oficio en unos cuantos años.

Más de un “radiotécnico” se resistió a referirse profundamente sobre el tema. Sin embargo, existen opiniones divididas.

Actualizarse, la clave. Julio Moreno es el presidente de la Asociación Interprofesional de Maestros Operadores en Electrónica Aplicada y Afines de Imbabura. Él explicó que están conscientes del cambio tecnológico que está enfrentado el mundo.

Lleva más de 30 años dedicado a este oficio y confía en que el trabajo que él y los otros 24 miembros que conforman la asociación realizan, no desaparecerá.

La clave, es que constantemente se están auto capacitando. “No esperamos que la tecnología nos pase de largo. Siempre estamos actualizando nuestros conocimientos”, dijo el radiotécnico ibarreño.

También explicó que mientras se especialicen y tecnifiquen, van a poder reparar aparatos de última generación, por ejemplo, los televisores.

César Augusto Caza, quien desde hace 25 años también se dedica al oficio de radiotécnico, aseguró que permanentemente recibe cursos con el único propósito de continuar haciendo lo que le gusta.

Él está seguro que este tipo de trabajo se lo seguirá haciendo por muchos años más, pero siempre tienen que estar acorde con el avance tecnológico.

El otro lado. Sin embargo, hay quienes creen que con el paso de los años este tipo de labor si desaparecería.

“Está disminuyendo, de hecho. Cada vez los fabricantes, utilizan como estrategia que los aparatos sean desechables y tengan menos tiempo de duración”, mencionó Segundo Vásquez.

También dijo que cada fabricante tiene su intención de que su negocio no desmaye.

Y para lograrlo realizan muchas maniobras, una de ellas utilizar piezas programadas para que el aparato tenga menos tiempo de vida útil.

Otro factor, según el profesional, es que ya no se estén fabricando repuestos para uno que otro aparato.