17-08-2018 | 00:17
(I)

Litigio con los Morejón aún sin solución

Al momento se revisa el listado de bienes y el Alcalde espera que Corte Constitucional frene el proceso de dimisión.

Ibarra. “Tendremos que levantar a Ibarra para protestar de manera formal”, enfatizó el alcalde Álvaro Castillo.

Ante el anuncio de la entrega de 25 bienes de la ciudad, dentro del proceso legal con la familia Morejón, Castillo informó que el miércoles 15 de agosto presentó ante la Corte Constitucional un recurso extraordinario de protección para frenar la dimisión de bienes.

El Alcalde dijo que si la Corte Constitucional no da una respuesta inmediata, “tendremos que levantar la voz fuerte. Es suficiente de arbitrariedad y de prepotencia, que nos entreguen con escrituras los 67 mil metros cuadrados”, sostuvo.

Espera que “los jueces del Tribunal de lo Contencioso Administrativo puedan entender que tenemos derecho a la remedición y al reavalúo”, insistió.

10 millones 205 mil 963,22 dólares es el valor de los 25 bienes de la ciudad enlistados para ser entregados al Depositario Judicial del Distrito Imbabura, que a su vez, informará al Tribunal de lo Contencioso , entidad con la última palabra sobre los bienes en dimisión, en el caso del litigio que ya lleva 26 años.

Álvaro Castillo manifiesta que si los bienes se dimiten, la familia Morejón debe entregar las escrituras del área de los terrenos que, según un perito, es de 67 mil metros cuadrados. “Esta estafa debe parar en algún momento”, enfatiza el Alcalde y asegura que el área de los terrenos en litigo no es de 67 mil metros cuadrados, sino de 42 mil metros cuadrados.

Orlando Morejón manifestó que para la familia no es un triunfo la dimisión de bienes. “Estamos reclamando nuestros derechos y lo que nos han quitado”, enfatizó.

Sobre la posibilidad de una nueva medición de los terrenos, Morejón enfatiza que no puede darse porque eso ya está sentenciado. “Lo que está haciendo el Alcalde es sacar provecho para ganar votos electorales en la política”, puntualizó.

Preocupación. Uno de los bienes en la lista de dimisión es el edificio del exPatronato Municipal, espacio que actualmente es ocupado por más de 60 emprendedores desde hace tres años.

En este grupo existe expectativa, pues si el bien se entrega al Depositario Judicial, no saben qué será de su futuro.

Al respecto, Castillo asegura que se buscará otra alternativa y que los emprendedores “deberán sumarse a la defensa del patrimonio de la ciudad”.

Antecedentes. El 16 de enero de 1979, la Curia de Ibarra vendió 221 183 metros cuadrados de terreno a uno de sus trabajadores, Jorge Morejón, en 11 millones de sucres.

La historia entre los Morejón y el Municipio inicia en la Alcaldía de Marco Almeida. En 1987, Jorge Morejón firma un convenio en el que autoriza al Municipio la ocupación de manera “definitiva e irrevocable” de áreas de terreno. Galo Morejón, hijo de Jorge, precisó que el documento carece de validez pues el número de cédula de su padre no es el correcto.

En la Alcaldía de Alfonso Pasquel se suscribió un nuevo contrato de ocupación de áreas entre Jorge Morejón, su esposa y el Municipio, el 24 de febrero de 1992. La familia cedió terrenos para que el Municipio realizara la apertura de vías, específicamente de la prolongación de la Av.Teodoro Gómez de la Torre (en donde hoy es la terminal terrestre), para salir a la Heleodoro Ayala y Mariano Acosta. A cambio, el Municipio debía ejecutar obras de infraestructura para la urbanización de Jorge Morejón, sin embargo esto no se cumplió y desde entonces inició el litigio por el que han pasado siete administraciones municipales, incluida la de reelección de Mauricio Larrea.

En 2017, el Tribunal de lo Contencioso resolvió que el Municipio de Ibarra debe pagar USD 10 millones 193 mil a la familia Morejón por 67 mil metros cuadrados de terreno.