15-07-2018 | 00:58
(I)

Joven aventurero cumple sus sueños

La experiencia de recorrer los caminos sin seguir una guía predeterminada es una forma de descubrir caminos y paisajes escondidos.

Ibarra. Viajar no es para gente con dinero, viajar es para los que tienen valor. Esta es la historia de Jaime Gadija, un joven chileno de 20 años, él es mochilero desde sus 18. Al momento está radicado en Ibarra desde hace tres meses.

Historia. Jaime es un vivo ejemplo de que hacer realidad un sueño si es posible. Su sueño es conocer toda Latinoamérica, a su corta edad ya ha visitado Chile, Argentina, Bolivia, Perú y Ecuador.

Su ciudad natal es Valdivia de Chile en donde vivía con su madre y sus dos hermanos, él viene de una familia malabarista.

Jaime lleva dos años dedicándose al malabarismo. A sus 16 aprendió este arte, ahora asegura que vive realizando esta actividad.

Aventura. En cada país que visita hacer malabares en las esquinas de los semáforos le ha ayudado a sustentar la comida y el hotel de cada lugar. Dice que la gente de Ibarra es muy colaboradora. ‘Siempre trato de sacar el lado positivo de las personas para que me puedan colaborar’, dijo el joven. Perú es hasta el momento el país que más le ha gustado visitar, porque su gastronomía es muy rica, asegura que las personas son muy amables.

Una señora me regaló un lugar en donde vivir, me dio todo a cambio de nada, solo por un poco de trabajo’.

Agregó que Perú le entregó muchas cosas positivas. Estuvo en este país alrededor de cinco meses.

Sustento. Antes viajaba con su hermano, pero ahora lo hace en compañía de unos amigos. Comentó que la experiencia más dura que ha tenido es que en Chile les confundieron con ladrones y les apuntaron con unas pistolas. De cada viaje lo que espera es aprender su cultura y ser mejor persona. Aseguró que el paisaje de Imbabura es hermoso porque está rodeado de montañas. No quiso revelar cuánto dinero gana en un día trabajando, pero confirmó que si le alcanza para sustentar sus necesidades.

‘Vivir en la calle es duro, pero vivir de la calle no’, aseguró el aventurero. La próxima ruta de Jaime es Colombia.