31-07-2018 | 12:19

Johana tiene una razón más para seguir estudiando

Isabela también recibe el apoyo de la familia de su papá. Ahora que Johana acabó el colegio piensa seguir la universidad y estudiar gastronomía.

Ibarra. La vida de Johana Córdova cambió mientras estudiaba el último año de colegio.

Sus preocupaciones se acumularon al saber que tenía que cumplir con las tareas del colegio y cuidar a Isabela, su pequeña de cuatro meses, que también fue parte de la graduación de su mami y quien lució el mismo uniforme que Johana.

Tiene 18 años y aprovechó que su nena estaba dormida para contarnos cómo pudo graduarse a pesar de que tenía que estar pendiente de la pequeña, que ahora es la consentida de la familia.

Su cuarto lo comparte con ella, al lado de su cama está la cuna rosada de Isabela. Johana aseguró que por las madrugadas no se despierta, algo que es muy común en los recién nacidos.

Historia. Su barriguita creció mientras cursaba el último año del colegio. En el segundo quimestre tuvo que dejar las clases durante un mes para cuidar a su preciosa nena.

Luego regresó a las aulas de su colegio, pero siempre le dejaba leche a su pequeña y su mamá, Sandra Muñoz, se encargaba de alimentarla.

“Al principio me tocaba madrugar, le hacía dormir a la nena y aprovechaba para hacer los deberes rápido y me igualaba en la tarea en horas de la madrugada”, contó Johana, quien dijo que un día su mamá tuvo que ayudarle a igualarse porque estaba cansada.

El horario para hacer los deberes en los que se había retrasado era desde las cuatro de la tarde hasta la una de la madrugada.

“Fue difícil pero no imposible, sí pude y aunque me costó, lo logré”, dijo Johana.

También indicó que la psicóloga y los profesores de su colegio fueron de gran ayuda para ella. “Me apoyaron al enviarme trabajos para recuperar las notas”. Además, la ayuda de sus compañeras fue fundamental, su mamá señaló que Johana recibía videos de las clases mientras se recuperaba del parto. “Tengo que seguir para darle a ella un futuro”, es la frase que mantiene para continuar sus estudios.

Cambios. Sandra Muñoz tiene tres nietos, uno de siete meses y medio, otro pequeño de seis meses y medio e Isabel, la última de cuatro meses.

“La cigüeña me los trajo de golpe”, manifestó.

La abuela de Isabela informó que a pesar de que hay muchas formas para cuidarse, los jóvenes no lo hacen. “El tema era mal visto en mi época, pero ahora es más liberal”.

“No estoy de acuerdo con el aborto, ya que es común en la sociedad. Es fundamental la ayuda de los padres porque lo hecho ya está”, dijo Sandra, quien mencionó que le apoyará a Johana todo el tiempo que sea necesario hasta que sea una profesional.

política para la prevención